No es un Gudari


Hace unas semanas acontecía la detención de José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, importante noticia al menos para los que aún creemos en la justicia.

Si bien a mi la detención, como no podía ser de otra manera, me alegró, pienso que hay una causalidad temporal que me resulta cuando menos sospechosa. Fugitivo desde 2002, con una Orden de Arresto Internacional dictada por el Supremo por su participación la masacre perpetrada en la Casa Cuartel de Zaragoza en diciembre de 1987. Y ¿dónde estaba este asesino cuándo se da a la fuga?, pues nada más y nada menos que ejerciendo de cargo público, como concejal de Bildu en el Ayuntamiento de Ugao-Miravalles y como representante de la izquierda proetarra en la Comisión parlamentaria de Derechos Humanos en el Parlamento Vasco; la vergüenza de ver a un asesino sentado en las instituciones públicas, flanqueado por su amigo Otegui resulta insultante e incomprensible para las víctimas del terrorismo a las que encima se les exige perdón y comprensión.

Digo que hay causalidad temporal porque si recapitulo, y recuerdo que para Zapatero «Otegui es un hombre de paz», que la líder socialista vasca Idoia Mendía cenaba en Nochebuena con Otegui y que el expresidente del PSE-EE Jesús Eguiguren describa a Ternera como «el héroe del fin de ETA», hago números, y estos me remiten a la necesidad de apoyos que tiene Sánchez en el Congreso.

Tras años de huidas y chivatazos que frustraban su detención en el último momento, fue su voz la que leyó el comunicado que echó el cierre a la banda; y ahora Eguiguren se sorprende de la detención de «su héroe» y declara textualmente de Ternera que «ya se había habituado a la idea de que los servicios de seguridad sabían donde estaba y lo dejaban en paz». ¡Es vergonzoso! Justo en campaña electoral se da orden de una detención en bandeja de plata, colgándose medallas que corresponden a otros, porque con ETA no acabó el PSOE, sino las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y lo hacía mientras veían a sus compañeros caer día a día por defendernos de los que unos llaman Gudaris y yo asesinos.

Así pues, mucho me temo que todo se resuma en el apoyo de Bildu a Sánchez y la repetición de la excarcelación de Ternera imitando a Bolinaga. Una vez más, en mi nombre no.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

No es un Gudari