Así funcionan las barreras antichoque en autovías y autopistas

EXTRAVOZ ON

Oscar Vázquez

Los sistemas de contención en las medianas de autovías y autopistas deben ser suficientes para impedir que los vehículos invadan los carriles del sentido contrario. Su función es evitar accidentes frontales, como el ocurrido el 7 de enero en la A-52 en el que murió un conductor.

23 ene 2023 . Actualizado a las 13:11 h.

L as barreras de plástico de llamativos colores rojiblancos que se ven en la foto eran las que la mañana del sábado 7 de enero separaban las calzadas en el kilómetro 290 de la autovía estatal A-52, a la altura de Salvaterra de Miño. No fueron suficientes para impedir que, por causas que aún se investigan, un BMW se colase por ese hueco, entrase en los carriles del sentido contrario y se estrellase de frente contra un Renault ocupado por un matrimonio y su hija pequeña. Murió el conductor de este coche, un abogado vigués de 41 años. Su mujer y su hija sufrieron lesiones graves, igual que el automovilista de 25 años que invadió su carril. Las estructuras de plástico eran la única protección entre las calzadas porque, según las primeras investigaciones, otro accidente ocurrido en ese punto había causado daños en las barreras metálicas que separan los carriles y aún no habían sido repuestas. Horas después del accidente se instalaron refuerzos de hormigón, como se observa en la foto, tomada al día siguiente de la colisión.

LIMITAR LOS RIESGOS

Que ese 7 de enero no hubiese una protección más firme no fue, evidentemente, la causa del accidente mortal, pero es muy probable que otro tipo de barreras hubiesen resistido la embestida del BMW. Justo en ese tramo, la autovía de las Rías Baixas dispone de lo que técnicamente se conoce como paso de mediana. Tiene una estructura más fácil de retirar que permita el paso de vehículos de emergencia y otro tipo de actuaciones urgentes, pero debe ser igualmente segura para evitar invasiones de carril. Una orden de la Dirección General de Carreteras del año 2014 se refiere a los criterios de aplicación sobre los sistemas de contención de vehículos para que permitan «ofrecer un cierto nivel de contención a un vehículo fuera de control», de manera que se limiten los daños y lesiones, tanto para sus ocupantes como para el resto de los usuarios de la carretera. La orden expone los criterios a seguir una vez justificada la necesidad de contar con un sistema de contención de vehículos.

VEHÍCULOS INCONTROLADOS

Las barreras de contención estarán justificadas para evitar obstáculos, desniveles o elementos de riesgo próximos a la calzada, y cuando exista la probabilidad de accidente grave. En carreteras desdobladas, como autovías y autopistas, el sistema de contención tiene por objeto evitar que un vehículo incontrolado alcance la calzada contraria, como ocurrió en el accidente de la A-52. El tipo de protección varía en función de la orografía del terreno y de la distancia entre las calzadas separadas, pero las barreras deben ser suficientes para «mitigar las consecuencias de un accidente por salida de vía, haciéndolas más predecibles y menos graves. Pero no evitan que el mismo se produzca, ni están exentas de algún tipo de riesgo para los ocupantes del vehículo», una situación que se advierte en la normativa.

Las barreras de contención en las medianas de las autovías reducen la probabilidad de una invasión de carril