«No se debe excluir nada de la dieta sin una prueba que lo justifique»

La nutricionista viguesa triunfa con su libro sobre la dieta coherente


En el verano llega la temida prueba del bikini, que nos hace enfrentarnos a la realidad de nuestros michelines. Desesperados, muchos buscan una solución de emergencia que les permita lucir tipo en bañador. La doctora en Farmacia y nutricionista Amil López Viéitez, acaba de publicar el libro Adelgaza con la dieta coherente, en el que nos echa una mano para asumir una adecuada alimentación y evitar los kilos de más. Su receta mágica no tiene secretos: dieta coherente, ejercicio y relajación. En contraste con las dietas milagro, lo que propone Amil López es un estilo de vida que tiene como objetivo perder peso y mantenerlo sin ningún alimento prohibido y sin sufrir ansiedad o el temido efecto rebote.

-¿Se puede bajar barriga en un mes?

-Es posible bajar dos kilos por semana durante la primera quincena, a partir de ahí se baja un poco más lento porque al inicio de cualquier dieta se quema el glucógeno hepático y muscular que está almacenado en medio acuoso, por eso se pierde más volumen las primeras semanas. La grasa corporal se empieza a reducir a partir de 10 días de alimentación equilibrada. Las dietas milagro reducen solo agua y músculo, por ello generan efecto rebote, pues cuanto más porcentaje de músculo tengamos en relación al peso corporal, más calorías quemamos en reposo.

-En su libro propone además de dieta, ejercicio y apoyo antiestrés. ¿Qué porcentaje de importancia le da a cada cosa?

-Un 50% de dieta coherente, un 30%  de ejercicio aeróbico (a partir de 20-30 minutos en días alternos) y sobre todo de tonificación muscular. Nosotros proponemos una tabla de ejercicios de 10 minutos para activar el metabolismo de esas personas que no logran adelgazar pues están en la menopausia o han realizado dietas desequilibradas y su metabolismo se ha vuelto más lento o ahorrador. Y finalmente, un 20% de técnicas de relajación que liberan endorfinas. También sugerimos quedar con un amigo para charlar, pasear, leer, jugar con nuestros hijos, mantener relaciones sexuales o hacer yoga.

-¿Es realmente posible adelgazar y mantenerse delgado en una sociedad como la española que todo lo celebra comiendo y bebiendo?

-Si de lunes a viernes seguimos un orden en nuestras comidas el fin de semana tenemos más libertad para disfrutar alrededor de la mesa. Para ello es necesario hacer 5 comidas y que el desayuno y los tentempiés incluyan algo de proteína. Un desayuno equilibrado en la primera hora en la que nos levantemos debe incluir siempre proteínas y grasas favorables insaturadas, para que nuestro cuerpo no tenga que transformar los hidratos de carbono en grasa y poder quemar los depósitos de las caderas y abdomen. Un desayuno ideal sería el pan con tomate o una tosta de huevos revueltos o un sándwich mixto (sin mantequilla y con pan artesano mejor). Con un café/té con leche. Para acelerar el metabolismo podemos incluir en las comidas especias y alimentos termogénicos como pimienta, chile, cayena, jengibre, por su efecto de producción de calor. Son también interesantes las especias como la canela y los alimentos que contienen cromo (mejillón, nuez de Brasil, ostras, langostino, pera) pues regulan la absorción de azúcar, el apetito y la tendencia a perder peso. Se debe moderar la cantidad de sal, grasas saturadas y grasas trans y evitar los estresores nutricionales como azúcar, café, té, bebidas de cola, alcohol, incluso las diet, light o zero, pues sus edulcorantes también afectan al almacenamiento de grasa.

-¿Importa  la hora a la que se comen los alimentos?

-Las cenas deben ser ligeras, entorno al 20 % de las calorías diarias, pues cenar mucho o alimentos de difícil digestión dificulta el descanso nocturno. Ya lo dice el refrán: «De grandes cenas, están las sepulturas llenas».

-Muchos centros, médicos y libros nos prometen que con ellos bajaremos de peso ¿Adelgazar es un negocio?

-En Europa un 50 % de la población tiene sobrepeso y la industria sabe que queremos alcanzar el peso ideal con el mínimo esfuerzo lo más rápido posible. Por ello, cada primavera y comienzo de año, despliega un gran impacto publicitario para vender suplementos y libros que cubran esta necesidad. Se apoyan en rostros famosos y dan mensajes engañosos que hacen «picar» a muchas personas que ven cómo cae en saco roto el esfuerzo económico, al abandonar estas dietas y productos milagro, pues no modifican sus hábitos alimentarios, generan mucha ansiedad y reducen la velocidad del metabolismo, generando rebote de peso y mucha frustración.

-Los españoles presumimos de dieta mediterránea.

-La globalización de la alimentación y la incorporación de la mujer al mundo laboral han empeorado el patrón de dieta atlántico-mediterránea. Cada vez andamos más estresados y con menos tiempo para cocinar. Las nuevas generaciones no saben cocinar y recurren a la comida empaquetada de «calentar y listo» que tiene mucho azúcar oculto. Este azúcar es, junto al sedentarismo, el principal factor del sobrepeso.

-¿Es peor el azúcar que el aceite?

-El aceite aporta 9 kcal por gramo mientras que el azúcar solo 4, pero son calorías vacías. Está claro que hoy en día el azúcar es el responsable del sobrepeso porque está mucho más extendido que el consumo de grasas. Todos los productos desnatados tienen que incorporar azúcar o edulcorantes para mejorar su sabor. Las fuentes principales son los refrescos, zumos, bollería y embutidos. El aceite de oliva virgen extra, ayuda a controlar el apetito y aporta grasa cardiosaludable y antioxidantes.

-El deporte no siempre adelgaza, algunos «runners» acaban engordando.

-Es importante realizar distintos deportes o modificar el entrenamiento periódicamente pues los músculos al acostumbrarse a cierto tipo de movimientos, se hacen más eficientes, consumiendo menos energía y por tanto quemando menos calorías. Además el sobreesfuerzo que realizan estas personas si no está acompañado de una planificación alimentaria antes, durante y después de la carrera, conlleva lesiones de ligamentos y articulaciones, por la acumulación de radicales libres y el desgaste muscular y esquelético. Los traumatólogos ya están avisando del aumento de prótesis de cadera o rodilla en personas de 40-50 años.

-¿Cómo se frena el aumento de peso?

-Cuanto más rápido sea nuestro metabolismo, más fácil es mantenernos en el peso ideal. La velocidad del metabolismo está muy relacionada con la masa muscular. Esta es la razón por la que mucha gente gana peso con la edad, ya que a partir de la madurez hay una tendencia natural a perder masa muscular y el metabolismo se va haciendo más lento. Los cambios comienzan a notarse a partir de los 30 años, por factores de tipo hormonal, y se hacen más evidentes a los 50, con el hipotiroidismo o si se han seguido muchas dietas desequilibradas. Afortunadamente, se puede activar el metabolismo con una dieta coherente y un programa personalizado de tonificación muscular.

-¿Cómo se reeduca a un adulto que lleva toda la vida comiendo mal?

-La fuerza de voluntad y la motivación son las claves para lograr un cambio de hábitos. Nosotros proponemos un  coaching que refuerza positivamente los hábitos «coherentes». Y que emplea técnicas de programación neurolingüística para ayudar a alcanzar los objetivos. El estado de ánimo afecta al metabolismo, al aprovechamiento de los nutrientes y al apetito. Pero, también, una buena alimentación ayuda al equilibrio emocional porque estabiliza los niveles hormonales y los neurotransmisores.

-Las dietas van por modas. Ahora se lleva comer sin lácteos o renunciar al gluten. ¿Qué opinión le merecen estas tendencias?

-No se debe excluir de la dieta ningún alimento sin una prueba que confirme que nos perjudica. Se están dando casos de diagnósticos tardíos de enfermedad celíaca porque la persona deja de tomar alimentos con gluten (pero no del todo), generando un daño irreversible a nivel de la absorción intestinal de nutrientes. Las proteínas de los lácteos pueden provocar alergia o intolerancia en ciertas personas pero siempre debe consultarse a un especialista. En cuanto a la intolerancia a la lactosa es bastante frecuente en el sur de Europa. Se puede probar la leche sin lactosa y ver si mejoran las digestiones. Pero no se deben excluir por completo los lácteos pues el yogur o el queso curado casi no contienen lactosa y son fuente de calcio y vitamina D, muy importantes para prevenir la osteoporosis.

-¿Hay que saber cocinar para adelgazar?

-Las recetas de nuestros libros son sencillas pero también pueden sorprender a los paladares más exigentes. No hay que gastarse mucho dinero para comer bien ni invertir mucho tiempo entre fogones. Los platos de nuestras abuelas eran platos de diseño: potaje, guiso, asados al horno. Nuestra gran aliada para la organización doméstica es la olla exprés.

-¿Qué repercusión han tenido los concursos de cocina en la dieta de los españoles?

-En la dieta creo que poco, más bien en el concepto estético de la gastronomía y en el sector gourmet. El Gobierno debería implantar programas transversales de alimentación y cocina en las escuelas involucrando alumnos y familias para mejorar el estado nutricional de los españoles de forma lúdica y ahorrar costes sanitarios, pues la obesidad es la pandemia del siglo XXI.

-Lo más difícil de adelgazar es.....

-El cambio de hábitos a medio-largo plazo, sin duda. En Dieta Coherente ofrecemos una comunicación fluida a través de las redes sociales Facebook, Twitter, Whatsapp o chat para mejorar la motivación y resolver cualquier duda. El cambio de hábitos tiene que estar guiado por un profesional con experiencia, que motive, ayude a resolver los problemas emocionales que te hacen comer, y resuelva dudas sobre alimentación en tiempo real.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

«No se debe excluir nada de la dieta sin una prueba que lo justifique»