El volcán de La Palma se reactiva, abre dos nuevas fisuras y obliga a más desalojos

Santiago Garrido Rial
Santiago Garrido LA PALMA / ENVIADO ESPECIAL

ESPAÑA

NACHO DOCE

La lava ha destruido desde el domingo 420 casas y ha arrasado 190 hectáreas

25 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En la noche del jueves, en las terrazas del centro de Tazacorte, uno de los tres municipios de La Palma afectados, una fuerte explosión levantó (por el susto) de sus sillas a numerosos clientes que estaban viendo el Cádiz contra el Barça, y todos miraron en dirección al volcán, situado a poco más de 12 o 15 kilómetros en línea recta. Uno de ellos dijo que iba a ir a más y, en efecto, ha ido a mucho más en el proceso geológico de formación de este cono. Una gran montaña que el domingo no estaba y ayer por la tarde tenía 250 metros de altura. Durante toda la noche, las explosiones fueron constantes, y las llamaradas de lava, continuas. Por la mañana parecía que todo estaba algo más tranquilo, pero no.

A primera hora de la tarde del viernes, esas explosiones, con puertas y cristales retumbando cada dos por tres, fueron a más, a mucho más, con el lanzamiento de enormes bloques de piedras. Y empezó un caos perfectamente controlado, porque las fuerzas de seguridad están trabajando de una manera muy concienciada y coordinada, junto a los expertos y científicos, para evitar males mayores. De inmediato se decretó el desalojo de dos localidades, o más bien tres, porque Tacande está repartido en dos barrios, el de arriba y el de abajo, y uno de ellos estaba desalojado en parte. El otro fue Tajuya, donde está la iglesia, una de las dos de Los Pasos, al lado de Los Llanos, el gran epicentro mediático estos días, el mirador sin igual desde el que se ha contado todo lo que está pasando en la isla para medio mundo. Más o menos mil vecinos (eran los primeros cálculos) tuvieron que marcharse, con el habitual tiempo prudencial para recoger lo principal de sus enseres. El punto de encuentro se puso en el cercano campo de fútbol de El Paso, el mismo desde el que se coordina el reparto de comida y bebida para los 750 miembros de las fuerzas de seguridad desplegados, bajo la coordinación de la Cruz Roja. Muchos buscaron cobijo en casa de amigos y familiares, otros pasaron a los centros de acogida temporal (El Fuerte, un acuartelamiento militar próximo la capital, Santa Cruz) a que esta semana tanta actividad han tenido. Dos nuevas fisuras en el volcán provocaron el despliegue.

Sobre las siete (hora peninsular) una enorme nube de humo negro y ceniza parecía desplazarse hacia el este, más o menos en dirección al aeropuerto (está al justo al otro lado de la isla).