Pedro Sánchez no adelgaza el Gobierno, pese a ser el segundo con más ministros de Europa

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Nuevo Gobierno de Sánchez julio 2021.Estos son las tres vicepresidentas y los 20 ministros que forman con Pedro Sánchez el cuarto Gobierno de coalición
Estos son las tres vicepresidentas y los 20 ministros que forman con Pedro Sánchez el cuarto Gobierno de coalición

La negativa de Podemos a perder carteras, incluso conservando la cuota, mantiene un Ejecutivo desproporcionado y con un récord de gasto en asesores designados a dedo

12 jul 2021 . Actualizado a las 09:00 h.

El plan inicial de Pedro Sánchez incluía una reducción de carteras. Primero, porque el adelgazamiento del Gobierno con más ministros de la democracia (22) casaba con el modelo presidencialista que impone en esta segunda parte de la legislatura. Y segundo, porque así enviaba un mensaje de austeridad en el gasto público cuando toca subir impuestos en un contexto de crisis. Pero la numantina resistencia de Unidas Podemos a perder alguno de sus cinco ministros, incluso manteniendo el mismo porcentaje de carteras, frustró ese plan. Si los morados retenían sus cinco, el PSOE seguía con 17.

El resultado es que el Gobierno de España se mantiene como el segundo con más carteras de Europa, solo superado por el del italiano Mario Draghi, obligado a hacer un auténtico sudoku en un Ejecutivo con representantes de hasta seis partidos y con un presidente del Consejo de Ministros independiente. La eliminación de una de las cuatro vicepresidencias no reduce el organigrama, dado que Félix Bolaños asume el Ministerio de la Presidencia que ocupaba Carmen Calvo.

Países con mucha mayor población tienen ahora menos ministros que España. Alemania, con 83 millones de habitantes, tiene solo 15 carteras. Francia, con 67 millones, se arregla con 17. Y el Reino Unido, con 66 millones, tiene 21 ministros. Sánchez tenía en su mano economizar reunificando, por ejemplo, Ciencia y Universidades, desgajadas en su día para dar un ministerio a Manuel Castells, o eliminando Consumo, que se desligó de Sanidad para buscar hueco a Alberto Garzón. E incluso dejando en dos las vicepresidencias, una para el PSOE y otra para Unidas Podemos. Pero ha optado por un Gobierno largo y estrecho, que le permite además incorporar alcaldesas en promoción de cara a las municipales y también plantear alternativas a barones díscolos como el castellanomanchego Emiliano García-Page o el aragonés Javier Lambán.