Tensión en el Gobierno ante la posibilidad de una inminente remodelación del Ejecutivo

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, en el Congreso E. Parra. POOL

Podemos rechaza rebajar su cuota de cinco ministros aunque Sánchez redujera las carteras

07 jul 2021 . Actualizado a las 08:37 h.

La tensión en el seno del Gobierno ante una remodelación que se da por hecha va en aumento a medida que pasan los días sin que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, la confirme o la desmienta. La incertidumbre es tal, que empieza a cundir la tesis de que los cambios son inminentes porque prolongar la duda hasta septiembre, cuando el jefe del Ejecutivo pretende que se visualice un punto de inflexión en la legislatura, podría afectar negativamente a la economía y a la propia estabilidad del Gobierno.

Además de la inquietud que genera entre los ministros socialistas que ven posible que Sánchez decida relevarlos, la remodelación genera tensión entre los socios de coalición. Unidas Podemos reivindica su libertad para decidir sus representantes en el Ejecutivo y rechaza también reducir su cuota de cuatro miembros en el Consejo de Ministros, incluso en el caso de que haya una reducción de carteras. Algo que se da también por hecho.

 Un Ejecutivo más presidencialista

La formación del primer Ejecutivo de coalición de la democracia obligó a Sánchez a diseñar un Gabinete muy amplio, con 22 ministerios. Pero, asentado en un modelo muy presidencialista, el líder del PSOE optaría por una reducción de carteras que le permitiría mayor control en las decisiones y, al tiempo, evitar fricciones y competencia política entre algunos departamentos.