El Gobierno se plantea un indulto limitado a los presos del «procés» y pide a ERC que baje el tono

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El exdirector del Gabinete del Presidente del Gobierno, Iván Redondo,  antes de presentar el Informe Anual de Seguridad Nacional 2020 en el Congreso.
El exdirector del Gabinete del Presidente del Gobierno, Iván Redondo, antes de presentar el Informe Anual de Seguridad Nacional 2020 en el Congreso. J.J. GUILLÉN

Ábalos dice que es momento de «audacia», Redondo no ve «solución fácil» y Montero reclama «pasar página»

28 may 2021 . Actualizado a las 09:07 h.

El Gobierno no esperaba en ningún caso un informe del Tribunal Supremo favorable al indulto a los presos del procés. Pero la contundencia del dictamen, que no solo rechaza cualquier perdón total o parcial, sino que se adentra en argumentos que descalificarían su intención de reformar el Código Penal para rebajar el delito de sedición, ha sorprendido al Ejecutivo. El indulto estaba decidido hace tiempo y lo que el Gobierno se planteaba es cuál sería el momento político oportuno para llevarla a cabo una vez que el Supremo se pronunciara.

La constitución de un nuevo Ejecutivo de la Generalitat encabezado por ERC parecía un tiempo propicio. Pero el mazazo del Supremo y el descalabro de Madrid trastocan las previsiones. Tampoco ayudan pronunciamientos como el de Felipe González, que rechaza el indulto. Sánchez trata de desinflamar la situación. El primer objetivo es que ERC rebaje el tono y colabore a crear un clima acorde con sus apelaciones al «reencuentro» y la «concordia» como argumentos para el indulto. Algo que Sánchez ya habría trasladado al nuevo presidente catalán, Pere Aragonès, que bajó notablemente los decibelios al señalar que el indulto sería «bien recibido», por más que reclamen la amnistía.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, reivindicó la «potestad del Ejecutivo» en los indultos y afirmó que «es el momento de la audacia y el valor» frente a la «cobardía» que atribuyó al Gobierno del PP.