Juan Carlos de Borbón mantendrá su título honorífico de rey

Será el Consejo de Ministros el que tenga en sus manos aprobar un nuevo decreto o modificar el de 2014

Felipe VI y el rey emérito Juan Carlos en la entrega de los premios nacionales del deporte, en el 2017
Felipe VI y el rey emérito Juan Carlos en la entrega de los premios nacionales del deporte, en el 2017

Madrid / Colpisa

Juan Carlos I dio este lunes un paso al lado para salvaguardar a la Corona de la investigación abierta sobre su fortuna amasada en Suiza y en paraísos fiscales y aceptó su alejamiento físico del Palacio de la Zarzuela, como reclamaban algunos sectores durante las últimas semanas. El padre de Felipe VI abandonó el que ha sido su hogar los últimos 58 años rumbo a un país extranjero, pero mantendrá el título honorífico de rey, que le fue concedido por real decreto seis días antes de su abdicación en el año 2014, con carácter vitalicio y honores análogos al Príncipe de Asturias.

Don Juan Carlos se había mostrado contrario a renunciar voluntariamente a este título, que no conlleva ningún privilegio asociado, y el actual monarca no ha querido despojarlo del mismo como sí hizo con su hermana Cristina y su cuñado Iñaki Urdangarin, a los que desposeyó del ducado de Palma por su implicación en el caso Nóos.

Una bala que, en todo caso, sigue estando en la recámara de Felipe VI si finalmente el rey emérito tiene que sentarse en el banquillo y para la que necesitaría la intervención del Ejecutivo. Sería el Consejo de Ministros el que tendría en sus manos aprobar un nuevo decreto ley o modificar el aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en el que se regulaba los honores y títulos de la familia real. Desde diferentes ámbitos, incluido el Ejecutivo, se había instado a la Casa Real a que tomase medidas ejemplarizantes contra Juan Carlos de Borbón para blindar la figura de Felipe VI.

La retirada del título honorífico y su expulsión de la familia real son dos de las opciones que han estado sobre la mesa del Rey. También se ha estudiado la posibilidad de acotar la familia real a los actuales monarcas y a sus hijas. Una decisión que afectaría a la reina Sofía, víctima colateral de los escándalos del rey emérito, como hace seis años le ocurrió a la infanta Elena cuando don Felipe decidió sacar de la foto de familia a sus hermanas, tras el escándalo Nóos.

El idilio de Juan Carlos I con Sanxenxo

La Voz

Antes de decidir abandonar el país acorralado por sus negocios,  muchas veces se dio por seguro que el rey emérito se instalaría en las Rías Baixas. Así era su vida «discreta» en la villa

Hace apenas seis meses saltó el rumor por última vez. Juan Carlos I había decidido instalarse en Sanxenxo. Era la enésima vez que un periodista de La Voz recorría la villa y rastreaba sus contactos para saber si era cierto que el rey emérito fijaba su residencia en las Rías Baixas. Sus visitas cada vez eran más frecuentes y en el Náutico le acogían con los brazos abiertos cada vez que quería disfrutar de una de sus pasiones, la vela. A pesar de ser un destino turístico, esta localidad de O Salnés le permitía llevar una vida discreta, rodeado de su círculo de amigos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Juan Carlos de Borbón mantendrá su título honorífico de rey