Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

¿Qué hay detrás de la cortina de humo de López Obrador?

ESPAÑA

Joebeth Terriquez | Efe

«Me tocó pagar las culpas de Cortés en el patio del recreo durante varios años. Pero no pedí perdón»

27 mar 2019 . Actualizado a las 20:51 h.

El segundo mes de Gobierno de López Obrador se saldó con 2.928 víctimas de homicidio y nadie ha perdido perdón. Es bien sabido que no existe coherencia alguna entre la imparable verborrea populista del presidente mexicano y los hechos que definen su mandato. Los ciudadanos que lo votaron masivamente para plantar cara a un priismo rancio empiezan a exigirle resultados.

¿Qué hay de la cuarta transformación? AMLO no es capaz de responder a eso, ni tampoco tiene argumentos que justifiquen su tibieza ante la imparable ola de violencia que sacude al país, ni la ausencia de propuestas reales para combatir esa «mafia del poder» en la que ahora se ha sumergido con total conformidad.

La oratoria no es el punto fuerte de un presidente que sin embargo se presume astuto. De lo que sí sabe es de manipulación. Durante su paso por la oposición respaldó las marchas violentas y la resistencia al pago de servicios básicos como la factura de la luz. El objetivo era muy claro: poner contra las cuerdas a un Gobierno en decadencia. Aprovechó esa magistral jugada como alegato electoral prometiendo la condonación de la deuda a los usuarios que dejaron de pagar el suministro eléctrico. Y le salió bien.