Libres por su pérdida de anonimato

El auto judicial apunta que es «poco menos que impensable» que los miembros de la Manada actúen de nuevo al conocerse su identidad y destaca que carecen de medios para fugarse

La Manada: el caso que conmocionó a la sociedad española La movilización social tras la sentencia y tras el anuncio de puesta en libertad no tiene precedentes
Pablo Ojer
madrid, pamplona / colpisa

La Manada vuelve a estar en libertad, pero la Audiencia Provincial de Navarra cree que el grupo ya no es un peligro para ninguna mujer. Que los cinco condenados ya no volverán a atacar en tropel a ninguna otra chica. El tribunal entiende que la Manada está neutralizada por el simple hecho de que sus miembros han perdido el «anonimato» después de que las imágenes de sus rostros se hayan distribuido profusamente por los medios de comunicación. Este es el principal argumento de la Sección Segunda de la Audiencia para dejar en libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros a los cinco jóvenes sevillanos condenados a nueve años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento en los Sanfermines del 2016.

El auto firmado por los jueces Ricardo González y Raquel Fernandino con la oposición del tercer magistrado de la sala (el presidente José Francisco Cobo) insiste en que cree conjurado el riesgo de reiteración delictiva por la exposición mediática a la que han estado sometidos José Ángel Prenda, Ángel Boza, Jesús Escudero, Antonio Manuel Guerrero y Alfonso Jesús Cabezuelo. El tribunal llega a afirmar que es «poco menos que impensable» que vuelvan a actuar por su «pérdida de anonimato». La audiencia destaca igualmente como un factor para creerla neutralizada las «dificultades para que (sus integrantes) puedan desarrollar una vida social normalizada en libertad una vez regresen a su entorno familiar y social», además de entender que no tienen medios para fugarse.

Para unos, «muy excepcional»; para otros, «decisión justificada»

m. cedrón

El dictamen podría deberse a que hay posibilidades de que el recurso de la defensa salga adelante

Las justificaciones dadas por los dos magistrados de la sala segunda de la Audiencia Provincial de Navarra que avalaron la puesta en libertad provisional del los cinco miembros de la Manada no son interpretadas de igual modo por los letrados penalistas consultados. Algunos como Ramón Sierra creen que este auto es «muy excepcional porque poner en libertad a alguien con una pena de nueve años, aunque no sea en firme, no es normal ni frecuente». Pero dice que, con todo, «es algo muy raro pero acreditativo de la independencia del poder judicial».

Seguir leyendo

El documento, que no da ningún valor al hecho de que cuatro de los cinco acusados (todos excepto Boza) están imputados por otro delito en la primavera del 2016 en Pozoblanco cuando supuestamente abusaron en un coche de una chica inconsciente, llegó a las partes a las 8.30 horas de la mañana de ayer. Fue entonces cuando comenzó a correr el crono para la salida de los tres encausados que permanecían desde hace dos años en el centro penitenciario de Pamplona y los dos encerrados en Alcalá de Henares (Madrid). Hubo que esperar casi diez horas frente al penal navarro ver a José Ángel Prenda, a Jesús Escudero y a Ángel Boza.

La peligrosa y vertiginosa salida de La Manada de prisión José Ángel Prenda, Jesús Escudero y Ángel Boza dejaban el centro penitenciario Pamplona 1. Uno de los coches abandonaba el recinto a toda velocidad mientras varios ciudadanos les insultaban

Fue a las ocho en punto cuando las puertas de la cárcel se abrieron. Un señor de mediana edad y otro joven con camiseta verde salieron por la puerta. No había duda, era El Prenda. Cinco metros por detrás asomaron dos jóvenes de barba bien perfilada. Descendieron por una cuesta, minuto y medio después se introdujeron en un SUV negro y de la garita de salida partieron dos coches, el SUV y otro tuneado. El segundo coche realizó un adelantamiento y aceleró de forma temeraria -acompañado de un fuerte petardeo del tubo de escape- cuando pasaba junto a los periodistas y fotógrafos. A más de uno puso en peligro. Justo detrás, de forma más pausada, los tres miembros de la Manada se marcharon con un joven al volante y una mujer acompañándoles en el asiento de atrás.

A la misma hora se repetía la escena en la puerta de la cárcel de Alcalá de Henares. El guardia civil Antonio Manuel Guerrero y el militar Alfonso Jesús Cabezuelo se marcharon juntos en un taxi.

Los Biris donaron dinero para la fianza

Los Biris, peña radical del Sevilla a la que pertenecen dos de los condenados, donaron dinero para pagar la fianza. Así lo reconocen fuentes del entorno de la Manada, según La Sexta. El canal televisivo destaca la alegría de los vecinos y familiares de los integrantes del grupo, que lanzaron duras críticas dirigidas hacia la víctima de abuso sexual.

Luciano Méndez reitera su apoyo a los condenados

«A mí no me da un tirón de orejas nadie, Yo tengo la razón» Con esas palabras, recogidas en un documento al que hace referencia Europa Press, el profesor de la Universidade de Santiago, Luciano Méndez Naya, se reafirmó en su respaldo a la Manada, como había hecho en unos vídeos colgados en las redes sociales. Aunque no le fue impuesta ninguna sanción por parte de la USC por entender que aquellas manifestaciones fueron realizadas dentro de un marco privado, el organismo remitió el expediente informativo abierto al docente a la Fiscalía. Pero ahora vuelve a defender a la Manada en un nuevo vídeo, en el que se niega a llamar a la joven «víctima» y asegura que no tiene «nada de machista» ni va «contra la dignidad de las mujeres». Apunta además que no niega su empatía «con todas esas mujeres que fueron violadas y son violadas». Indica que todas ellas tienen que comparar su caso con el de «esta tipa, que iba buscando marcha, y que resulta que ahora tiene a toda esa masa apoyando sus posturas». Además, agrega, que «la lógica nos dice que fue una relación consentida».

¿Reforma de la ley o cambio de mentalidad?

c. l./ d. roldán

La Abogacía del Estado, «perpleja» porque el Gobierno planteara personarse en casos de víctimas de delitos sexuales

¿Endurecimiento de la ley penal? ¿Formación de los jueces? ¿Ambas medidas? El Gobierno central quiso ser un espejo de la «alarma y preocupación social» por el auto de libertad provisional dictado por la Audiencia Provincial de Navarra para la Manada y, además de anunciar que estudiará una reforma normativa en relación a los delitos sexuales, como ya había hecho el anterior Ejecutivo tras conocerse en abril la sentencia que condenaba a sus miembros a nueve años de cárcel por un delito de abuso y no de agresión sexual, manifestó a través de su portavoz, Isabel Celaá, su sorpresa por la decisión adoptada por el tribunal.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Libres por su pérdida de anonimato