Pedraz procesa a Pineda y Bernad por extorsiones como la del caso Nóos

Manos Limpias pidió 3 millones de euros para retirar la acusación contra la infanta


madrid / colpisa

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz propuso ayer juzgar a 14 investigados en la causa contra Ausbanc y Manos Limpias. El magistrado imputa delitos de estafa, extorsión, amenazas, administración desleal, fraude en las subvenciones y pertenencia a organización criminal al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, en prisión provisional; al secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad; y a la abogada Virginia López Negrete, conocida por su personación como acusación popular en el caso Nóos y por la imputación de la infanta Cristina de Borbón.

Con el auto de transformación de procedimiento abreviado, el magistrado da por cerrada la instrucción, después de ordenar la detención e ingreso en prisión en abril del 2016 de Pineda y Bernad. El primero sigue en la actualidad encarcelado de manera preventiva, mientras que el secretario general de Manos Limpias consiguió la libertad por su avanzada edad y sus problemas de salud.

El magistrado detalla las coacciones a determinadas entidades para llevar a cabo acuerdos económicos enmascarados como convenios publicitarios, llegando a utilizar al sindicato Manos Limpias como un medio para reforzar esas coacciones. Según Pedraz, Ausbanc financiaba al sindicato para que ejerciera la acusación popular en distintos procedimientos judiciales, valiéndose para actuar de tal manera «de los recursos propios del sindicato, contando con el apoyo y beneplácito del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, a quien Luis Pineda, en cierto modo, controlaba y manejaba».

El juez concluye la investigación y relata el entramado societario liderado por Pineda para extorsionar a empresas y entidades privadas con el fin de conseguir convenios publicitarios para su asociación de usuarios bancarios. Para ello, dice el auto, empleaba Manos Limpias en procedimientos judiciales como acusación popular. Pedraz detalla ocho casos concretos para dirigir las actuaciones contra 14 investigados. Entre ellos destacan los casos Sevilla (Unicaja), Palma (infanta Cristina), Sabadell (Banco Sabadell), Facua (perjuicio a la asociación dirigida por Rubén Sánchez), Volkswagen (caso de las emisiones y publicidad engañosa), Banco Santander (Manos Limpias no continuó una de las acciones contra Emilio Botín por presunto asesinato a cambio de aprovechar la petición de financiación publicitaria), el caso Endesa (difusión de la campaña de la OPA) y el de Fernando Puig de la Bellacasa, exsubsecretario de Sanidad y Consumo al que denunció Manos Limpias. En el caso Nóos, el auto recuerda que Manos Limpias ejercía la acusación popular y que fue su actividad en la instrucción la que finalmente consiguió sentar en el banquillo a la infanta Cristina de Borbón. En este sentido, el magistrado concluye que en este caso Pineda intentó «la estrategia de intentar negociar la retirada de la acusación contra la infanta a cambio de un acuerdo que los beneficiara económicamente, en concreto entre 2 y 3 millones de euros».

El resto de los procesados, la mayoría cargos de Ausbanc, son Alfonso Solé, Ángel Garay, Javier Castro Villacañas, María Teresa Cuadrado, María Manuela Mateo, María Isabel Medrano, Hermenegildo García, José Marín, Rosa Isabel Aparicio, Luis María Suárez y Ramón Perfecto Rodríguez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pedraz procesa a Pineda y Bernad por extorsiones como la del caso Nóos