Carmena estudia suspender el contrato para ser evaluada por Fitch y Standar & Poor's

Tiene un coste de más de 100.000 euros y la alcaldesa asegura que tiene intención de emitir más deuda


Madrid

El Ayuntamiento de Madrid estudia no renovar los contratos que mantiene con las agencias de calificación Standard & Poor's y Fitch cuando éstos venzan en el mes de diciembre alegando que no tiene intención de emitir más deuda, sino, al contrario, de afrontar los pagos pendientes de la misma. Según ha confirmado el consistorio en un comunicado, los contratos (que se renuevan anualmente) suponen que el Ayuntamiento tenga que desembolsar 50.469,12 euros en el caso de Fitch y 56.481,55 euros en el caso del contrato con Standard & Poor's.

Dos contratos que se suscribieron por primera vez en 2002, lo que según cálculos del Ayuntamiento ha supuesto más de un millón de euros para las arcas municipales que no ha beneficiado directamente a la ciudadanía.

El nuevo equipo de gobierno municipal quiere mantener la «firme apuesta por la transparencia y la rendición de cuentas públicas» pero pretende concentrar todos los esfuerzos en el gasto social y la inversión en equipamientos para los distritos. Junto a estos motivos, el hecho de que no pretende emitir más deuda, sino saldar los pagos de la que tiene pendiente, hace que se esté planteando no renovar los contratos.

No obstante, el Ayuntamiento recuerda que mantiene su compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas públicas «con otros grupos municipales, con organismos públicos europeos y estatales, y con la propia ciudadanía», rendición de cuentas que «no debe pasar necesariamente por el pago a entidades privadas encargadas de emitir valoraciones objetivas y neutrales de los países, empresas y administraciones que analizan». Recuerda, en este sentido, que «son muchos» los ayuntamientos que no mantienen ningún tipo de relación contractual con agencias de calificación.

El jefe de Gabinete del Ayuntamiento de Madrid, Luis Cueto, ha cuestionado hoy la capacidad de las agencias de calificación norteamericanas y ha dejado claro que el Ayuntamiento pagará «todas las deudas», aunque espera un cambio de la ley nacional para poder invertir el superávit en gastos sociales.

Tras conocer la decisión del Ayuntamiento, la portavoz municipal de Ciudadanos (C's), Begoña Villacís, ha pedido al Gobierno de Carmena que «deje a un lado las bromas y las ocurrencias sobre la calificación de la deuda pública» y ha exigido «rigor y seriedad» con estos temas, de «vital importancia para la ciudad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Carmena estudia suspender el contrato para ser evaluada por Fitch y Standar & Poor's