Teresa Romero sale hoy de su aislamiento

Los médicos no garantizan aún que supere todas las secuelas del virus y dicen que, sin o hay más casos, España estará oficialmente libre de la enfermedad el 2 de diciembre

La madre de Teresa, en casa horas antes del anunciod
La madre de Teresa, en casa horas antes del anunciod
Agencias
Redacción

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería gallega infectada de ébola, ha suprado el virus tras dar negativa la segunda prueba que se le ha realizado en las últimas 48 horas, según han informado fuentes sanitarias. El último test confirma los resultados del primer análisis, cuyos resultados se conocieron el domingo, en el que ya los niveles del virus eran indetectables.

Concretamente, los responsables médicos que la atendieron relataron en rueda de prensa que se le realizaron cuatro pruebas en cuatro días consecutivos, todas ellas con resultado negativo (dos cuando todavía tenía restos del tratamiento en su organismo y las otras dos, cuando ya no había rastro), por lo que se «cumplen los criterios de curación de la Organización Mundial de la Salud». Teresa Romero pasará ahora a planta para monitorizar su evolución. En este mismo momento se inicia el periodo de cuarentena para los profesionales sanitarios que la han atendido en estas dos semanas en el Hospital Carlos III.

Los facultativos de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital La Paz-Carlos III Marta Arsuaga, Marta Mora y Fernando de la Calle, junto al jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas-Medicina Tropical, José Ramón Arribas, informaron sobre el estado de salud de Teresa Romero. «Que alguien sobreviva al virus del ébola es algo extraordinario para ser celebrado», dijo una de las integrantes del equipo médico, que no puede decir qué es lo que hizo que la paciente se curara, ya que no existe un grupo de control que permita saber cuál de los tratamientos que se le administraron fue el efectivo. Los médicos destacaron la «enorme fortaleza física y mental» de la paciente, si bien de momento no pueden excluir que el ébola haya dejado secuelas en su salud. «Como cualquier enfermedad grave, lo que va mandando es la evolución clínica», indicaron.

Teresa Romero, de 44 años y originaria de Becerreá, fue la primera persona infectada por el ébola fuera de África. Tras luchar por su vida durante dos semanas, no sólo contra el ébola sino también contra una complicación respiratoria derivada del contagio, ha sobrevivido gracias al plasma recibido de otra enferma curada, Paciencia Melgar, y a la combinación de varios fármacos que han ido disminuyendo la carga virual de Teresa.

El contagio de Teresa Romero se confirmó el 6 se octubre, días después de la muerte por ébola del misionero español García Viejo repatriado desde África al que la sanitaria había atendido. La sanitaria se fue de vacaciones después de atender al infectado y comenzó a notar los síntomas el 30 de septiembre. Tras su ingreso, el estado de la auxiliar de enfermería parecía empeorar sin remedio tres días después de su ingreso y llegó a estar intubada, lo que hizo temerse el peor de los desenlaces. Pero Teresa Romero sobrevivió al peor momento. Su estado de salud mejoró a lo largo de la semana pasada y el viernes se le retiraron los tratamientos.

«Los tratamientos que se le estaban dando para el control de la infección se le retiraron el viernes por la tarde, el primer día que no tuvo tratamientos fue el sábado. Por lo tanto, las 48 horas después de haber dejado el tratamiento será el domingo, la primera PCR negativa que tenemos es la del domingo y, por lo tanto, la segunda PCR que consideraremos a priori, será la que se haga el martes», dijeron los médicos a primera hora del martes, algo que finalmente se ha confirmado. España podrá declararse país libre de ébola dentro de 42 días si en ese tiempo no aparece ningún nuevo caso. El resto de pacientes en observación siguen asintomáticos.

Seguirá ingresada

Los facultativos que han atendido a Teresa Romero han apuntado que, aunque haya erradicado la carga vírica del ébola, todavía tendrá que permanecer un tiempo indeterminado en el hospital, para restablecerse del daño que el virus ha ocasionado en distintas partes de su organismo. La portavoz de la familia de Romero, Teresa Mesa, hablaba horas antes de la confirmación de que la gallega quedaba libre del ébola y reconocía que en algún momento de todo el proceso «pensaba que se moría». Descartada la presencia del virus, Teresa Romero será trasladada a planta, o bien a la quinta, o a otra habitación de la sexta, donde se encuentra ahora aislada. La portavoz ha señalado que su marido, Javier Limón, está «muy contento», que recibirá el alta la semana que viene, el día 27 o el día 28. La pareja de Romero ya ha anunciado que emprenderá acciones legales por la gestión de todo el asunto de su mujer.

Al primer plano pasará ahora la razón del contagio de Teresa Romero, que en un principio se atribuyó al roce de un guante del traje de protección con la cara de la auxiliar de enfermería, algo que Romero dice no recordar haberse producido cuando atendía al misionero García Viejo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
45 votos

Teresa Romero sale hoy de su aislamiento