Sánchez llama al PSOE a cambiar a España y hablar menos del partido

El nuevo secretario general es elegido por aclamación, pero no consigue la unidad pese a integrar en la ejecutiva a personas cercanas a sus rivales

Pedro Sánchez agradece los aplausos de los asistentes al congreso, ante los que se comprometió a cambiar el partido desde las bases y convertirlo en baluarte de la «honradez intransigente».
Pedro Sánchez agradece los aplausos de los asistentes al congreso, ante los que se comprometió a cambiar el partido desde las bases y convertirlo en baluarte de la «honradez intransigente».

Madrid / La Voz

Pedro Sánchez es desde ayer el quinto secretario general del PSOE en la reciente etapa democrática. Después de haber sido elegido por los militantes en unas inéditas primarias internas, el congreso extraordinario del partido lo eligió ayer por aclamación y sin necesidad de votación alguna, demostrando así el deseo de recuperar la unidad interna y dejar atrás una de las etapas más críticas en la historia del partido, aunque finalmente esa unidad total no fue posible.

En su primer discurso como secretario general, Sánchez prometió cambiar el partido para cambiar a España y devolver el protagonismo a las bases. «Estaré poco en Ferraz y mucho en los territorios con militantes», dijo el nuevo líder, que propuso a los socialistas que empiecen a «hablar de los problemas de los españoles y hablar lo justo del PSOE». «No podremos cambiar España si la miramos desde una ventana», aseguró.

«Dejemos de contar los votos que perdemos y empecemos a contar los que vamos a recuperar», afirmó, en un intento de lanzar un mensaje de optimismo a una militancia desencantada con los malos resultados electorales. Sánchez se comprometió también a convertir al PSOE en «el partido de la «honradez intransigente» y anunció que le temblará el pulso para «echar a ningún corrupto del PSOE».

Elogios a Rubalcaba

Tuvo también palabras de agradecimiento para su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba que, según dijo, ha hecho «un gran servicio a este país y este partido en un momento muy complicado». «Formas parte de lo mejor del socialismo en España», le dijo. En aras de la unidad que persigue, Sánchez hizo un esfuerzo final e incluyó en la ejecutiva a varios dirigentes que apoyaron a su principal rival, Eduardo Madina, quien, sin embargos se quejó ayer de la falta de integración. Manuel de la Rocha, hijo del histórico miembro de la corriente Izquierda Socialista, será el secretario de Economía, mientras que la catalana Meritxell Batet, que también respaldó a Madina, se hará cargo del área de Estudios y Programas.

El núcleo duro de la ejecutiva está formado sin embargo por fieles al nuevo secretario general a y la presidenta andaluza, Susana Díaz. El diputado andaluz Antonio Pradas será el nuevo responsable de Política federal, que conlleva la política autonómica, lo que le convierte de hecho en el número tres del PSOE tras el propio Sánchez y el nuevo secretario de Organización, el riojano César Luena. Micaela Navarro asumirá la presidencia del partido, siguiendo con la tradición de que el cargo lo ocupe un andaluz.

El área de Empleo estará ocupada por la vallisoletana María Luz Rodríguez, ex secretaria de Estado con Zapatero, y la aragonesa Susana Sumelzo, que trabajó en favor de Sánchez, asumirá Administraciones Públicas. Otras dos personas próximas a Sánchez, la extremeña Pilar Lucio y el canario José Miguel Pérez, se ocuparán respectivamente de Cambio Climático y de Educación

En la ejecutiva estarán figuras de peso como Carme Chacón y el exlendakari Patxi López. Y en el núcleo duro de Ferraz estarán también los secretarios generales de la Comunidad Valenciana Ximo Puig; de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; de Madrid, Tomás Gómez; de Baleares, Francina Armengol, además del gallego José Ramón Gómez Besteiro, que mañana participará en su primera ejecutiva en Ferraz.

La nueva ejecutiva socialista

Presidenta: Micaela Navarro. Mujer de confianza de Díaz y «cuota» andaluza

Secretario de Organización: César Luena. Amigo personal de Sánchez y su mano derecha

Internacional: Carme Chacón. Se integra en la ejecutiva sin renunciar a unas posibles primarias

Acción política: Patxi Lçopez . Cara conocida y único representante del PSE

Regeneración: Ximo Puig. Hombre fuerte en Valencia e imagen del cambio en su comunidad

Movimientos sociales: Pedro Zerolo. Activista por los derechos de los homosexuales

Economía: Manuel de la Rocha. Sector de izquierda y próximo a Madina

Estudios y programas: Meritxell Batet. En la órbita de Madina y parte del PSC

Política federal: Antonio Pradas . Protegido de Susana Díaz, es el número 3

Empleo: Mari Luz Rodríguez. Secretaria de Empleo en el Gobierno de Zapatero

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Sánchez llama al PSOE a cambiar a España y hablar menos del partido