Rajoy prepara ya una salida discreta de Ana Mato del Gobierno

Quiere que acompañe a Arias Cañete en las elecciones europeas del 2014

Ana Mato está cada vez más sola en el PP a causa de las implicaciones del caso Gürtel.
Ana Mato está cada vez más sola en el PP a causa de las implicaciones del caso Gürtel.

Madrid / Colpisa

La pérdida de apoyo electoral que reflejan todas las encuestas comienza a preocupar a Mariano Rajoy, aunque no es una cuestión que le quite el sueño, según sus colaboradores. El presidente del Gobierno achaca este divorcio «temporal» entre el PP y parte de su electorado a la decepción que supone para los ciudadanos que, tras 15 meses de duros ajustes, la situación económica no remonte y el desempleo siga en aumento. Un escenario que, sin embargo, entraba dentro de los cálculos de un Ejecutivo que prevé que las reformas estructurales que ha puesto en marcha comiencen a dar resultados en el 2014.

Un año que puede resultar clave para el futuro político de Rajoy porque se enfrentará a sus primeras elecciones de ámbito español desde que llegó la Moncloa. Fuentes del Gobierno explican que los comicios al Parlamento Europeo, que se celebrarán dentro de 14 meses, pueden convertirse en la palanca que necesita Rajoy para acometer su primera reforma ministerial, sin que pueda interpretarse como un castigo para nadie. De hecho, baraja incluir en puestos de salida a la ministra de Sanidad, Ana Mato, aunque la cabeza del cartel estaría reservada para el titular de Agricultura, Miguel Arias Cañete

Pese a este intento de disfrazar esta crisis de la más absoluta normalidad, lo cierto es que a nadie se le escapa que Ana Mato ha quedado muy tocada tras la constatación policial de que el todavía marido de la ministra, aunque hace años que viven separados, Luis Sepúlveda, recibió prebendas de la trama Gürtel. Rajoy intentó cortar esta segunda hemorragia en el partido, que se abrió pocos días después de estallar el escándalo Bárcenas, con una defensa en público de la honorabilidad de la ministra. Logró frenar las voces que desde dentro del PP pedían de manera soterrada el cese de Mato, cuya dimisión reclamaron al unísono casi todas las formaciones con representación parlamentaria, sobre todo el PSOE.

Una ley anticorrupción sin Mato

Los tiempos judiciales no favorecen a la ministra Mato. La instrucción del caso Gürtel, que comenzó hace cuatro años, podría coincidir con el final de la legislatura y convertirse en un serio contratiempo para Rajoy. El Gobierno trabaja a marchas forzadas para ultimar una batería de medidas de regeneración democrática que, según la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, marcarán un hito en la lucha contra la corrupción en España.

Una propuesta muy ambiciosa a la que algunos barones populares ven puntos débiles. Temen que se pueda aprovechar la presencia, de una manera u otra, de Mato en el desarrollo judicial del caso Gürtel para atacar el fondo de este gran pacto anticorrupción. Por todo ello, la opción de incluir a Mato en la lista de las europeas -ya fue parlamentaria en Estrasburgo en el 2004- podría ser «la mejor salida» para todas las partes. «Rajoy sigue mostrando que confía en ella y la aparta momentáneamente de la primera trinchera», razona otro miembro de la cúpula popular.

Lo que sí parece poco probable es que la titular de Sanidad sea el número uno. Incluirla como cabeza de cartel, lejos de quitarle presión, la expondría durante varios meses a toda suerte de críticas y reproches electorales, y no solo por parte de los rivales del PP.

El preferido de Mariano Rajoy para este puesto es el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que también abandonaría el Gobierno. Sería únicamente un primer paso, porque el anhelo del presidente es que Cañete, un hombre de su máxima confianza, se convierta en comisario europeo cuando el socialista Joaquín Almunia concluya su actual mandato.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Rajoy prepara ya una salida discreta de Ana Mato del Gobierno