Gran coalición o llave para el secesionismo

El PSOE pierde fuelle y el PP remonta; Rivera sigue con su caída libre y se deja 39 escaños en un Congreso cada vez más dividido al que regresaría el BNG cuatro años después de su marcha


Madrid / La Voz

Si el 28A trajo consigo un Congreso incapaz de elegir a un presidente, la repetición electoral a la que se han visto forzada los españoles amenaza con deparar un escenario todavía peor con un hemiciclo mucho más fragmentado. Según la encuesta de Sondaxe para La Voz, a Sánchez le será aún más complicado ser investido presidente a partir del 10N.

A diferencia de la pasada y fallida legislatura, la suma entre el PSOE y Cs ya no alcanza la mayoría absoluta. También pierde fuelle la ya de por sí envenenada colaboración entre los socialistas y Unidas Podemos, que tendrían que subir al barco a Errejón y seguir buscando el apoyo de al menos otros 26 parlamentarios en el nacionalismo, en donde los secesionistas catalanes siempre tendrían la última palabra. El PP remonta el vuelo, el bloque de derechas adelanta al de izquierdas en 14 escaños, pero no lo suficiente como para conformar un Gobierno con sus socios habituales.

El trabajo de Sondaxe, el primero elaborado tras la semana negra en Cataluña, la exhumación de Franco y los últimos datos de la EPA, apunta a otro bloqueo en el que la única salida estable parece una gran coalición entre el PSOE y el PP.

Pedro Sánchez cede nueve diputados, pasando de 123 a 114. El presidente en funciones y candidato socialista apunta hacia la abstención como su gran adversario. Según Sondaxe, la participación caería 1,8 puntos respecto a abril, pasando la abstención del 29 % al 27,2 %.

Unidas Podemos y sus confluencias sufren una caída todavía mayor que el PSOE, ya que se deja 10 representantes, pasando de 42 a 32. Sin embargo, su marca en Galicia no solo resiste, sino que sumaría un nuevo representante en un panorama adverso debido a la pérdida de fuelle de la nave nodriza de Podemos y a la irrupción de Más País. La plataforma electoral de Errejón tan solo obtiene dos diputados por Madrid y uno por Barcelona, a los que habría que añadir otro par gracias a su alianza con Compromís.

Rivera, el gran culpable

Pero los más penalizados por la repetición electoral no son ni Sánchez ni Iglesias. El principal responsable del bloqueo político es Albert Rivera. Ciudadanos continúa su caída libre y pasa de 57 a 18 diputados, cediendo nada menos que 39 representantes en el Congreso respecto a abril, pasando de ser la tercera fuerza a la quinta. Los naranjas padecen una fuga de apoyos hacia todos los lados del tablero, y eso que el trasfondo catalán es el mismo en el que tan bien se han desenvuelto en ocasiones pasadas. Sin embargo, esta vez Rivera no logra capitalizar el descontento por la respuesta del Gobierno al desafío secesionista.

El voto lo capitaliza Vox, que crece 18 escaños, pasando de 24 a 42. Pero el mayor crecimiento de toda la paleta de colores lo experimenta el azul marino del PP, que en las pasadas elecciones tocó fondo con 66 representantes y que ahora remonta 30 escaños, hasta los 96, aunque todavía muy lejos de los 137 que Casado heredó de Rajoy.

Esta subida popular conlleva un considerable refuerzo del bipartidismo en 21 escaños respecto al 28A, ya que lo que pierde el PSOE (-9) lo recupera con creces el PP (+30). La suma de ambos pasa de 189 a 210 escaños, casi dos tercios de los 350 diputados que conforman la Cámara Baja.

El secesionismo gana más peso

Otra de las principales lecturas que se extraen del trabajo demoscópico de Sondaxe es la mayor fragmentación a la que se encamina el Congreso tras las cuartas elecciones generales en cuatro años. Tres fuerzas nuevas lograrían asiento en la Carrera de San Jerónimo. El BNG, que regresaría a Madrid con un escaño cuatro años después de su marcha; Más País, que debuta en estos comicios; y la CUP, que nunca habían concurrido a unas generales y que obtiene cuatro representantes. El secesionismo se refuerza en el Congreso, pasando de 22 a 25 representantes, en buena parte gracias a esta formación antisistema. ERC pierde uno de sus 15 y JxCat defiende sus 7.

EH Bildu pasa de 4 a 6 y ya supera en intención de voto al PNV, que mantendría sus seis escaños. Los herederos de Batasuna obtendrían uno por Navarra. La coalición Navarra Suma (PP, CS y UPN) mantiene su posición con dos escaños, lo mismo que Coalición Canaria (2) y el PRC de Revilla (1).

Ficha técnica

Ámbito: España. Universo: Población empadronada en España de 18 o más años de edad. Muestra: 1.001 entrevistas. Tipo de entrevista: Técnica mixta; telefónica asistida por ordenador (sistema CATI) utilizando bases de teléfonos fijos y móviles autoadministrada online (sistema CAWI). Afijación de la muestra: Afijación proporcional en función del tamaño poblacional de cada comunidad autónoma y de cada provincia. Cuotas de edad y sexo para seleccionar la persona a entrevistar. Error de muestreo: +/- 3,16% para resultados globales, con un nivel de confianza del 95,5 % (p=q=0,5 y para resultados globales. Trabajo de campo: Del 28 al 31 de octubre del 2019. Realización: Instituto Sondaxe. Avenida de la Prensa, parcela 84-85, 15142 Arteixo, A Coruña. Teléfono 981.167.300; Fax 981.180.210; www.sondaxe.com; sondaxe@ sondaxe.com.

El PSOE no suma nuevos diputados en ninguna comunidad y Ciudadanos naufraga en todas

m.varela

El PP aumenta su número de escaños en todas las autonomías. Andalucía vuelve a ser el feudo de Vox al duplicar allí su número de actas

La remontada del Partido Popular se explica poniendo la lupa en el mapa. Pablo Casado se rehace en medio año del peor resultado electoral en la historia de su partido, mejorando su cosecha de escaños en todas las comunidades autónomas. Según la encuesta de Sondaxe para las generales del próximo domingo, el PP gana diputados en todas las comunidades, pasando a convertirse en primera fuerza en Castilla y León, Cantabria, Murcia y Galicia frente al mapa pintado de rojo socialista el 28 de abril.

La recuperación de los populares se alimenta de la debacle de Ciudadanos y la ligera caída del PSOE. La repetición electoral castiga a Pedro Sánchez, que no consigue sumar nuevos escaños en ninguna comunidad autónoma. En Baleares, Asturias, Comunidad Valenciana, Extremadura y La Rioja reedita los mismos resultados. En el resto, pierde siempre un diputado. Donde mejor sostiene el crecimiento del PP es en Andalucía, al dejarse una solo acta por las seis que ganan los populares.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Gran coalición o llave para el secesionismo