Bertín masajea a los líderes protagonistas de la plaza de Colón

Casado acudió con un chuletón, Abascal con pimientos preparados por su mujer y Rivera con una empanada


Cualquier lugar es bueno para hacer campaña, pero para los principales candidatos de la derecha, los de la foto de Colón, ninguno como el chalé de Bertín Osborne, porque además de jugar en casa, se les presenta la oportunidad de darse a conocer ante un público al que generalmente les cuesta llegar.

Así lo entendieron desde el primer instante Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal, que acudieron a la cita televisiva con un alimento que sirvió como una declaración de intenciones. El jefe de la oposición y presidente del PP se presentó con un kilo de chuletón de Ávila para cocinar en la parrilla de Bertín, todo un clásico que casa a la perfección con el mensaje que intenta trasladar Génova: «Somos una garantía, votadnos y dejaos de experimentos con gaseosa».

La gran sorpresa llegó a manos del líder de Ciudadanos. La formación naranja está intentando sacarse de encima su sambenito de urbanita, y Rivera acudió a la cita con una empanada de atún y huevo. «Es que estuve en Galicia y me he animado», explicó. El anfitrión le explicó que el último que había acudido a su llamada con una empanada había sido Rajoy, pero que a este se la habían preparado «en Moncloa». Probablemente su esposa Viri, que acostumbraba a cocinar esta receta cada viernes, para que los Consejos de Ministros fueran algo más llevaderos. Tras mancillarla intentando cortarla solo con la ayuda de un tenedor, el presentador le dio su bendición: «Está buenísima», celebró.

Por último, el candidato de Vox, Santiago Abascal, pulsó el timbre cargado con una fuente de pimientos «ecológicos y españoles» rellenos de quinoa. «Lo ha hecho mi mujer», dijo, ni corto ni perezoso. «No puedo engañar a nadie, si yo no sé cocinar», admitió, justo antes de colocar con toda la intención del mundo los pimientos alineados para recrear sobre el plato la bandera de España: «El gualda en medio», requirió.

Novedades políticas, muy pocas. Si cabe, que Casado desveló que poco antes de las primarias estuvo muy cerca de trasladarse a París tentado por una oferta de la privada y que hubiese aceptado en caso de no haberse hecho con las riendas del PP. «Si no gano, no quiero molestar al que gane», comentó mientras daba buena cuenta de una copa de tinto.

Rivera, el «más preparado»

En la tónica de Mi casa es la tuya, el registro de Osborne con sus invitados fue realmente amable. Quizá en este caso algo más de lo habitual, rozando el baño y masaje. Lo cierto es que a nadie se le escapa la orientación política del presentador de Telecinco, que él mismo posicionó en las antípodas de Pablo Iglesias, que junto a Sánchez declinó la invitación para acudir al programa.

No desveló a quién entregará su voto en las elecciones del próximo 28 de abril, pero parece claro que lo hará a alguno de sus tres invitados. Como pista pueden valer unas declaraciones que hizo fuera de cámara, en las que distinguió a Rivera como «el más preparado, por su experiencia», se refirió a Casado como un líder «brillante» y habló de Abascal como alguien «recto, que cumple con lo que promete».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bertín masajea a los líderes protagonistas de la plaza de Colón