John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios: «Tenemos deudas por devolver al menos para cuatro generaciones»

Duda de que los esperados fondos europeos lleguen antes de septiembre


madrid / la voz

Está a pocos días de dejar la presidencia del Círculo de Empresarios, el think tank que lidera desde el 2018. John de Zulueta (Massachusetts, 1947), nieto del periodista y político Luis de Zulueta -ministro con Azaña-, disecciona las consecuencias de la pandemia y reclama usar los fondos europeos -que duda lleguen antes de la recta final del año- «no para reconstruir, sino para transformar la economía española».

-¿Comparte que este 2021 será el año de la recuperación, aunque no llegue hasta la segunda mitad?

-Es una hipótesis bastante probable. Dependerá totalmente del ritmo de la vacunación. Ahora el problema es el cuello de botella en la entrega. Porque no se puede hacer vida normal si la gente no está vacunada. Eso tiene unas implicaciones enormes en la economía, porque turismo, comercio, transporte... deben ser una cuarta parte del PIB y ha caído a plomo. No hay turistas y su efecto arrastre es enorme.

-Nuestro modelo productivo no era el mejor para enfrentar una crisis así...

-No. Nuestra economía no estaba hecha para aguantar una pandemia. Los países que tienen un sector industrial más potente, como Alemania o Francia, han resistido mejor. España es demasiado dependiente del turismo y no tener suficientemente desarrollada la industria es una debilidad. No estamos al nivel que deberíamos estar para aguantar unas circunstancias exógenas como estas.

-En cada crisis vuelve a la agenda la necesidad de transformar el modelo productivo, pero sin éxito. ¿Qué falla?

-Hicimos un estudio en julio, con catorce prioridades para el futuro, porque van a llegar fondos de Europa: de los 140.000 millones, la parte interesante son los 72.000 millones a fondo perdido, porque el resto son préstamos para devolver. Y deudas por devolver tenemos muchas ya, al menos para cuatro generaciones. Pero ese dinero que vendrá de la UE hay que emplearlo, no para reconstruir lo que se perdió, sino para transformar la economía española.

-Tras una caída histórica del PIB del 11 %, retraso en la vacunación y una tercera ola intensa, ¿es realista esperar un rebote del 7,2 % este año, como aún defiende el Ejecutivo?

-En el Círculo de Empresarios hacemos un estudio sobre cada Presupuesto General del Estado. Y del actual ya dijimos que no era realista. Ni la recaudación llegará a lo que el Gobierno espera, ni tampoco los gastos presupuestados serán suficientes, porque ya han tenido que prolongar los ERTE, por ejemplo. Además, en esas cuentas incluyeron 27.000 millones de ingresos provinientes de la UE, que es imposible que lleguen este año. Yo no veo ningún dinero llegando de Europa antes de septiembre. Nuestra estimación es que el PIB crezca en torno al 5 %, que no será suficiente para compensar la caída del 2020.

-Bruselas alerta del peligro de una avalancha de quiebras. ¿Cómo valora las medidas económicas tomadas (préstamos ICO, ERTE...) para paliar el golpe del covid?

-Aquí se comenzó bien. Los préstamos con aval del ICO y los ERTE fueron la salvación, buenas medidas. El problema es que han resultado insuficientes porque la pandemia se ha prolongado y no tenemos dinero. Y las ayudas directas a los sectores más afectados, comparadas con otros países, han sido claramente insuficientes.

-¿Qué cree que falta aún?

-La clavel es la vacunación, acelerarla todo lo posible. Vacunar 24 horas al día y siete días a la semana, con sanidad pública, privada y Ejército. Es la actitud que veo en otros países y no aquí.

-¿Y los fondos europeos? ¿Cómo se deben repartir?

-Este Gobierno es débil y necesita apoyarse en otras formaciones políticas para sacar adelante sus propuestas. Lo que no debería hacerse es un reparto a empresas afines a esos partidos, sino por criterios estrictamente técnicos. Hay que financiar proyectos innovadores y con valor añadido, con componentes tecnológicos.

-De la crisis anterior salimos gracias al tirón de las exportaciones. ¿Cuál será nuestro salvavidas en esta?

-Nuestra capacidad para transformar la economía con los fondos europeos. Digitalizar. El 95 % del tejido empresarial son pymes y ahí es a donde tiene que llegar la tecnología. Las grandes ya la tienen. Pero las grandes empresas no son las que mueven la máquina aquí, por eso es importante que llegue a las pequeñas. Esa transformación es fundamental: hay que apoyar a los emprendedores, la innovación, el I+D+i. Superar el atraso que arrastramos. Un ejemplo es el coche eléctrico. Puedes ir de Marsella a Barcelona, a Madrid y a Lisboa, porque Tesla ha preparado toda esa ruta. ¡Pero intenta ir desde Almería hasta Vigo! Habrá sitios donde tendrás que estar esperando ocho horas para recargar tu automóvil. Hay mucho por hacer y muchos países están más adelantados.

-Desde su conocimiento de la sanidad [18 al frente de Sanitas], ¿se ha gestionado mal esta crisis?

-Yo conocí a seis o siete ministros de Sanidad, cada uno con menos poder. Con las transferencias, el ministerio se quedó con casi nada y no tenía ninguna experiencia en compras, algo vital para negociar con China en plena pandemia. Tampoco pidieron mucha ayuda al sector privado. Eso es parte del error que se ha cometido en la gestión. Ahora la compra y distribución de las vacunas se ha centralizado en la UE. Lo que falla es la excesiva burocracia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

John de Zulueta, presidente del Círculo de Empresarios: «Tenemos deudas por devolver al menos para cuatro generaciones»