El Constitucional alemán pone dinamita al programa de compra de deuda del BCE

ECONOMÍA

ULI DECKPOOL

La decisión hace peligrar el salvavidas financiero de países como España e Italia en plena crisis

05 may 2020 . Actualizado a las 16:49 h.

Primero obstruyeron la emisión de eurobonos, después se negaron a hacer transferencias presupuestarias para ayudar a los países más afectados por la crisis y ahora el Constitucional alemán ha decidido dinamitar el programa de compra de deuda pública (PSPP) que el Banco Central Europeo (BCE) echó a rodar en marzo del 2015 para sacar a las economías del euro de la depresión. 

La institución considera que el bazoca de 2,1 billones de euros con el que Mario Draghi reflotó a las economías más deprimidas del euro, como la española, violó el principio de «proporcionalidad» al no tener en cuenta los efectos perjudiciales que su uso podría tener a largo plazo para los intereses de los ahorradores y bancos alemanes, afectados por los bajos tipos de interés en la eurozona. Los jueces han acusado a las autoridades alemanas de no haber hecho nada para frenar al BCE, que se habría sobrepasado en sus competencias. De esta forma, la institución le da la razón a los denunciantes, entre ellos el fundador del partido ultraderechista AfD (Bernd Lucke)

El PSPP se puso en marcha para aliviar la carga de la deuda a los países con más dificultades para financiarse. España acumulaba a sus espaldas una deuda del 100,5 % tras sobrevivir a una crisis inducida por el acoso de los mercados y una deficiente gestión del anterior presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, quien subió los tipos en pleno estrangulamiento del crédito, ahogando a las economías más vulnerables del euro.