Las talas de madera se disparan en el monte gallego al reducirse los trámites

La Xunta atiende ahora 200 solicitudes diarias, y de ellas 60 logran el permiso en el día

.

santiago / la voz

El nuevo modelo de ventanilla única, que simplifica el número de trámites, ha disparado el número de talas en el monte gallego. Desde que entró en vigor la nueva plataforma, el pasado abril, la Administración autonómica tramita, de media, unas 200 solicitudes de cortas cada día, de las que se conceden automáticamente unas 60, lo que equivale a un tercio del total. Antes de este cambio, ninguna petición era atendida en el día. El tiempo medio de espera oscilaba entre uno y seis meses.

La simplificación de los procedimientos no es una cuestión menor, sobre todo porque en Galicia uno de cada cuatro habitantes tiene un pedazo de monte. Durante el primer mes de funcionamiento de la plataforma se registraron un total de 4.753 trámites, entre declaraciones responsables y solicitudes de autorización: 3.472 gestiones fueron por vía telemática, frente a 1.281 en papel.

Los propietarios forestales consultados consideran que se ha avanzado hacia un modelo más ágil y eficiente, pero advierten que sigue habiendo problemas y retrasos con los permisos de tala cuando colisionan con asuntos relacionados con Augas de Galicia o con Patrimonio. Pese a esto, según los cálculos efectuados por el propio sector, este modelo más flexible de tramitación administrativa supone un importante ahorro tanto en tiempo como en términos económicos. Tanto en tasas como en logística, se ahorrarán unos 8,6 millones de euros anuales. Así, del total de talas anuales (alrededor de 85.000), el 30 % pueden autorizarse a través de una declaración responsable en aprovechamientos forestales, ya que no presentan ningún tipo de afección. Esto supone un ahorro en optimización logística y gestión de unos 2,3 millones de euros. En el caso de declaración responsable con afección, el ahorro se situaría en 4,6 millones.

La tala y plantación de árboles en terrenos forestales precisa de la autorización de un órgano administrativo. Cuando el monte se encuentra en una zona de especial protección -cosa que sucede a menudo en las que son las de dominio público, de patrimonio cultural o espacios naturales- hasta ahora era necesario un permiso de cada una de las Administraciones competentes. Y esto suponía la implicación de distintos departamentos de la Xunta de varias consellerías: los que gestionan ríos, carreteras, costas o el patrimonio natural y cultural. De ahí la relevancia de esta ventanilla única.

Los propietarios tienen en la nueva plataforma, dentro del modelo telemático de tramitación electrónica, un visor que permite obtener toda la información administrativa a través de la referencia catastral.

Cada año, unos 70.000 propietarios se reparten 300 millones

En Galicia hay unos 70.000 propietarios forestales que obtienen cada año por la venta de la madera que cortan unos 300 millones de euros. La Administración gallega, según los datos actualizados de Medio Rural, da unos 85.000 permisos al año. Es decir, obtienen rentas por la venta de la madera menos del 10 % de los algo más de 600.000 dueños de parcelas de monte que hay en la comunidad.

Esto pone encima de la mesa otro reto para Galicia: la necesidad de aprovechar mejor su superficie forestal, uno de los objetivos que se plantea en el futuro plan que está negociando la Xunta con la cadena de valor. En parte debido a la estructura minifundista de la propiedad, Galicia lidera el ránking mundial de lugares con mayor volumen de monte infrautilizado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las talas de madera se disparan en el monte gallego al reducirse los trámites