Francisco Reynés: Un sólido ejecutivo de la casa que acelera su salida de Abertis


redacción / la voz

La designación de Francisco Reynés (Mallorca, 1963) al frente de la multinacional gasística Gas Natural Fenosa se interpreta como un movimiento clave dentro de la guerra por el control de Abertis -considerada líder mundial en la gestión de autopistas de peaje-, que se disputan la española ACS y la italiana Atlantia. Un nombramiento que bien podría responder al ansiado respaldo a la candidatura española sobre Abertis solicitado por Florentino Pérez a Isidro Fainé (presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, con casi el 22 % de la compañía de infraestructuras y telecomunicaciones en disputa), y se produce curiosamente el mismo día en que la UE autoriza la opa a la compañía madrileña, lo que puede significar el principio de la batalla definitiva entre la española y la italiana por el control del mayor operador mundial por kilómetros de autopista gestionados.

En esta contienda, tanto Isidro Fainé -que se mantendrá como presidente de honor en la gasista- como Francisco Reynés no ocultaron su predilección por el plan industrial de Atlantia, obviando de este modo las indicaciones que permitirían garantizar con ACS el sello español en el capital de la multinacional de infraestructuras. Otras fuentes, sin embargo, ya lo colocaban también fuera como primer ejecutivo de Abertis si finalmente Atlantia se hace con el control. El grupo Benetton (italiano y accionista de la firma alpina) no parece estar por la labor de compartir poder en el directivo español.

Sea como fuere, Reynés, que recibirá un bonus de 8 millones de euros por su salida de Abertis -ya efectiva desde última hora de la tarde de ayer tras comunicárselo a la CNMV-, se aparta anticipadamente de esta maraña. Es un hombre de la casa. De La Caixa, claro. Gas Natural no le resulta extraña dentro del emporio empresarial al que pertenece. De hecho, ya ostentó, hace doce años, responsabilidades en la gasística.

Pero su gran proyección profesional se produciría en el 2007, cuando encabezó con éxito el proceso de salida a bolsa de La Caixa como director general de Criteria CaixaCorp.

Viudo y casado en segundas nupcias con Cristina Valls-Taberner, hija del expresidente del Banco Popular Javier Valls-Taberner, es padre de cinco hijos, los dos últimos de su actual pareja.

Con una sólida formación en el ámbito de la empresa, este ingeniero industrial afincado en Barcelona desde hace años podrá seguir desempeñando sus nuevas responsabilidades al frente de Gas Natural Fenosa en la capital catalana, donde tiene fijada su residencia, toda vez que la gasística cambió su sede social a Madrid, pero mantiene su centro de operaciones en Barcelona.

El consejo de administración de Abertis nombraba ayer al cordobés José Aljaro nuevo director general para asumir, con un perfil más técnico, el control de la empresa en pleno conflicto de opas.

Votación
3 votos
Comentarios

Francisco Reynés: Un sólido ejecutivo de la casa que acelera su salida de Abertis