Así se gesta la gran teleco del norte

r. santamarta / l. fernández A CORUÑA, OVIEDO / LA VOZ

ECONOMÍA

El accionariado de Euskaltel

La unión de Euskaltel y Telecable supondría llegar a un millón de hogares y empresas; la operación se cifra en 600 millones

08 feb 2017 . Actualizado a las 08:13 h.

La integración de Euskatel (la empresa dueña de la cablera gallega R) y Telecable lleva gestándose varios meses y todo apunta a que encara su recta final, en la que se tiene que determinar el precio final, la fórmula de integración y asuntos fiscales que podrían aún retrasarla. La integración, según fuentes del mercado, tiene lógica empresarial -tienen negocios complementarios, pero áreas geográficas diferentes- y crearía un gigante en el norte, con un millón de clientes entre particulares y empresas (solo Euskaltel y R suman 638.000). Además permitiría abordar una posible expansión por Castilla y León. Hay divergencias en el modelo, por ejemplo en proveedores: R y Euskaltel tienen la red de Orange; Telecable usa la de Telefónica.

Telecable es la gran empresa de telecomunicaciones de Asturias, creada en 1995 y con más de 163.000 clientes. Entre puestos directos e indirectos, emplea a más de 900 personas. La compañía cuenta en el mercado residencial con un 80 % de cuota en televisión de pago, un 30 % en fijo, el 48 % en banda ancha y el 14 % en móvil. R es, a su vez, líder en su mercado natural, Galicia, y Euskaltel, en el País Vasco.

La estabilidad de Telecable y las necesidades de liquidez de Liberbank -la antigua Cajastur, su socio de referencia en esa fecha con el 92 % del accionariado- llevaron al fondo de inversión Carlyle a comprar el 85 % de la operadora asturiana en noviembre del 2011 por 340 millones. En esa operación, el grupo norteamericano también adquirió otro 8 y, finalmente, Liberbank se quedó con el 15 %.