Gayoso: «El Banco de España estuvo informado antes, durante y después»

El excopresidente de Novacaixagalicia asegura que el regulador obligó incluso a provisionar los contratos de prejubilación


Madrid

Julio Fernández Gayoso, ex copresidente de Novacaixagalicia, ha declarado hoy ante el juez que el Banco de España estuvo informado «antes, durante y después» de los contratos que posibilitaron las indemnizaciones millonarias por las que él (como colaborador necesario) y otros cuatro ex directivos de la antigua caja gallega se sientan en el banquillo, acompañados por el abogado Ricardo Pradas. El que fuera máximo responsable de Caixanova ha respondido a las preguntas de la fiscalía que, durante casi hora media -mañana proseguirá el interrogatorio inconcluso-, lo interpeló exhaustivamente sobre su papel en la gestación del nuevo contrato para el ex director general adjunto ejecutivo de la entidad fusionada, Javier García de Paredes, así como sobre los desestimientos de los ejecutivos imputados, una vez que la caja se transformó en banco.

En la misma línea del interrogatorio que la víspera hizo a Pradas, la fiscala Pilar Melero bombardeó a Gayoso con preguntas sobre los contratos de alta dirección de los ex directivos acusados, tratando de probar que tras ellos se ocultaban cambios orientados a cobrar mayores prejubilaciones -en total percibieron casi 19 millones de euros- a su salida de la entidad financiera, en septiembre de 2011. Pero el ex máximo responsable de Novacaixagalicia negó repetidamente tal extremo, en línea con la declaración de Pradas -que actuó como asesor externo para adecuar los contratos al plan laboral de la caja fusionada- y de García de Paredes, que le precedió en el estrado de los acusados.

Insistió, de hecho, en que él había sido el responsable de que se extendieran al único alto cargo procedente de Caixa Galicia las mismas condiciones contractuales de los otros tres directivos con Caixanova como origen (José Luis Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán). «Que se haga un contrato al directivo que viene de Caixa Galicia en condiciones similares a los que hay en Caixanova es un acto de absoluta justicia», respondió a la enésima pregunta de Melero sobre quién decidió la mejora del contrato de García de Paredes. Gayoso precisó que en ambas cajas «no existían los mismos conceptos retributivos y que por ese motivo se homologan las condiciones laborales con motivo de la fusión. De otro modo habría sido inviable».

Negó también la tesis del Ministerio Público, que sostenía que, además de cambios en los contratos para cobrar mayores prejubilaciones, se hubieran hecho de espaldas a los órganos de administración y control de la caja fusionada y también del Banco de España. El directivo reiteró que «el consejero que quiso ver los contratos, los vio», y el organismo supervisor «estuvo informador antes, durante y después».

Aseguró también -de nuevo en idéntico sentido que Pradas y García de Paredes- que ninguno de los ejecutivos acusados querían irse de la entidad al transformarse esta en banco (cosa que ocurrió 14 de septiembre de 2011), y que los informes solicitados primero y las cartas de desestimiento después solo respondían a la «incertidumbre» que había sobre su futuro. Es decir, eran una mera posibilidad hasta que en septiembre se confirmó que no tendrían encaje alguno en el nuevo equipo gestor de NCG Banco, encabezado por José María Castellano, momento en el que efectivamente desistieron y salieron de la entidad con las liquidaciones que les correspondían por prejubilación.

«José Luis Pego (director general de la caja fusionada) tenía la convicción de que iba a ser el primer ejecutivo del banco. Pero luego no fue así», aseguró.

A petición de su defensa, Gayoso, de 83 años, declaró sentado ante el magistrado Alfonso Guevara, por su edad y porque padece una hernia discal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Gayoso: «El Banco de España estuvo informado antes, durante y después»