El FROB releva al consejo que hizo rentable NCG

Nombra a tres administradores para llevar la entidad solo un mes después de su venta, para agilizar la transición

Castellano y González-Bueno han dejado ya la cúpula de Novagalicia Banco.
Castellano y González-Bueno han dejado ya la cúpula de Novagalicia Banco.

Redacción / La Voz

El Banco de España anunció ayer la destitución al consejo de administración que consiguió hacer rentable NCG Banco y, en su lugar, ha nombrado al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como administrador provisional, hasta que se haga efectiva la venta de la entidad a Banco Etcheverría-Grupo Banesco, adjudicatario de la subasta, hace apenas un mes (el 18 de diciembre).

El relevo del consejo es algo habitual cuando se vende una entidad nacionalizada (pasó en la CA;, el Banco Gallego, Unnim)... Fue el propio FROB el que anunció la decisión, adoptada el pasado viernes (como avanzó La Voz), y pone así fin a la gestión del equipo liderado por José María Castellano y César González-Bueno, que tiene entre sus logros la profesionalización de la entidad resultante de las antiguas cajas y el haber conseguido que NCG, junto con Evo Banco (la red de oficinas de fuera de Galicia) haya sido la única nacionalizada que ha reportado ingresos al FROB con su operación de venta.

«De esta forma se facilita y garantiza la adecuada efectividad de la compraventa y, por ende, del plan de resolución de NCG Banco», dijo ayer el FROB, cuya comisión rectora aprobó designar como representantes en el banco a tres altos funcionarios. Son José Antonio Portugal Alonso, que ya era consejero del FROB en Novagalicia desde su nacimiento, y el que mejor conoce sus tripas; José Ramón Rodrigo Zarza, que fue administrador en Unnim; y Miguel Ángel Iglesias Hernández. Fuentes sindicales de la entidad manifestaron ayer su sorpresa por la rapidez del Banco de España en destituir al consejo y aprovecharán la cita prevista para este mediodía en A Coruña con los nuevos dueños de la entidad para preguntarles al respecto.

Baja acogida al ERE

Los representantes de los sindicatos plantearán a los responsables de Banesco la posibilidad de paralizar el ajuste de personal que está en marcha y que ya ha supuesto 1.850 bajas. Las mismas fuentes han cifrado en una veintena el número de trabajadores que se han acogido de forma voluntaria al ERE que se abrió el pasado 2 de enero y que se cerró ayer, un acogida que han calificado de muy baja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El FROB releva al consejo que hizo rentable NCG