Compra de Novagalicia Banco por Banesco, guía para dos millones de afectados

Banesco operará con dos entidades en Galicia, mantendrá la sede en la comunidad y sus más de dos millones de clientes no se tendrán que hacer ningún cambio


Banesco se lleva, con la operación de NCG, más de dos millones de clientes que se suman a los 300.000 que ya tenía en España con el Banco Etcheverría, su actual marca en España.

¿Qué pasa con un crédito o un depósito?

Nada. Las condiciones están fijadas por contrato, y no se pueden variar, ni las de una hipoteca, ni las de un préstamo personal, ni las de un crédito empresarial. Eso, como en cualquier operación de fusión. Tampoco tienen que cambiar los clientes ni de tarjeta ni de cuenta corriente. La integración, además, se espera rápida porque el Etcheverría y NCG comparten servicios tecnológicos: se los da el segundo al primero.

¿Qué sucederá con la plantilla y las oficinas?

Es pronto para saberlo, pero no se espera un ajuste laboral por la poca duplicidad de oficinas que hay entre las dos: apenas una treintena de sucursales en Galicia, y una decena fuera. De hecho, hace dos semanas, en Caracas, Escotet garantizó que mantendría el empleo, en contraposición a lo que tenían pensado hacer los grandes bancos españoles. Otra cosa son los sueldos: cuando en junio Banesco compró 66 oficinas de Novagalicia por toda España (principalmente León y Asturias), la plantilla, unos 300 empleados, tuvieron que bajarse el sueldo un 12 %. No es descartable que pase aquí algo parecido.

¿Con qué marca operará?

Parece accesorio, pero es una de las grandes incógnitas del proceso. Porque el mismo propietario tiene en Galicia dos marcas diferentes: Novagalicia y Etcheverría. La primera, con 2 años de vida; la segunda, con casi 300. Hay opiniones dentro de Banesco de todo tipo. Incluso Escotet, en privado, hablaba de mantener las dos, incluso con fichas bancarias diferentes.

¿Y la sede central?

Se quedará en Galicia. Otra cosa es dónde: si en la sede actual del Banco Etcheverría (marca de Banesco en España) en A Coruña, o las dos cosedes de Novagalicia en Vigo y la ciudad herculina. Entre los tres edificios suman 800 empleados.

¿Quién estará en la cúpula directiva?

Es pronto para saberlo, y hay versiones de todo tipo. Se da por seguro que, de una u otra manera, estará Juan Carlos Escotet, dueño y fundador de Banesco. Y posiblemente sus dos hombres de confianza en España, Francisco Botas (consejero delegado del Etcheverría) y Pedro López (otro consejero). No es descartable que sigan, de alguna manera, José María Castellano y César González-Bueno, presidente y consejero-delegado de NCG. Quizá como equipo de transición. Pero aún es muy prematuro. En todo caso, a Banesco no le gusta importar ejecutivos: prefiere gente de la zona, como demuestra en los países en que opera.

¿Novagalicia pasa a ser un banco venezolano?

No. Otra cosa es que el origen de Banesco sea venezolano, y el grueso de su negocio esté allí. Pero el grupo está estructurado como un holding, con su cabecera en España y todos sus bancos (Panamá, Venezuela, España...) funcionan como unidades independientes.

¿Quién controlará la entidad? ¿Venezuela o el Banco de España?

No será de Nicolás Maduro, idea que trataron de expandir algunos grupos bancarios para desacreditar a Banesco. El grupo tiene ficha en España y se guía por la normativa española. Es decir, lo regula el Banco de España. Por tanto, sus depósitos están salvaguardados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

Compra de Novagalicia Banco por Banesco, guía para dos millones de afectados