Solo las pérdidas del juego «on-line» podrán descontarse en la declaración del 2012

e. d. redacción / la voz

ECONOMÍA

No existen mecanismos para fiscalizar los beneficios que puedan obtener los contribuyentes en juegos presenciales en bingos, casinos o máquinas recreativas

05 abr 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La posibilidad de compensar ganancias y pérdidas del juego en la declaración de la renta del 2012 -una de las principales novedades en la campaña de este año- tendrá un impacto recaudatorio muy limitado, ya que no hay establecidos mecanismos para fiscalizar los beneficios que puedan obtener los contribuyentes en juegos presenciales en bingos, casinos o máquinas recreativas.

Ayer, durante la presentación de la campaña de la renta, el delegado especial de la Agencia Tributaria en Galicia, José Luis Rodríguez, no concretó cómo se deben justificar esas pérdidas. «Tendrá que ser el contribuyente el que manifieste que ha tenido pérdidas y deberá aportar la justificación que crea adecuada, con cualquier medio de prueba admitido en derecho, en el Código Civil o en el Código de Comercio».

Lo cierto es que la posibilidad que abre la Ley 16/2012 del 27 de diciembre de reducir el impacto impositivo de las ganancias del año pasado declarando las pérdidas solo tendrá efecto en el caso de los juegos que utilizan como plataforma Internet, y en los que a través de las tarjetas de crédito quedan registrados los movimientos de dinero. «A día de hoy los juegos on-line son los únicos que dejan rastro, esos premios tributan y el contribuyente puede presentar el saldo de pérdidas para reducir la ganancia patrimonial que se le añada a su base imponible», explica José María Mollinedo, portavoz del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), que señala que «presentar los movimientos de la tarjeta es prueba suficiente».