Rafael Cuíña considera que «ao PP lle interesa o poder, pero non Lalín»

Tilda a Crespo de traidor a su padre y critica sus manifestaciones en el congreso


Lalín / la Voz

El alcalde de Lalín, Rafael Cuíña, se mostró ayer muy molesto por las declaraciones realizadas por José Crespo en el congreso del PP «onde se falou abertamente da miña familia», explicando que «son empresarios dos que están orgullosísimas 400 familias e non van a recibir leccións de Crespo Iglesias». Señaló que su familia está muy unida y de ahí que lo apoyaran en su «exitosa» aventura política «como non podía ser doutra maneira».

Defiende que «todos os parámetros deste goberno de rapazallada son mellores dos do experto Crespo, as cifras do paro, da débeda,... todas son mellores», señalando que «quen deixou de votar o PP foi o pobo de Lalín». Dijo que «tiveron miles de votos menos e non foi culpa dos meus tíos». Quiere que un día «expliquen ao pobo de Lalín porque a familia Portas nunha negociación de 25 minutos nos rebaixou en 426.000 euros o acordo que tiñan con eles». Agradeció a Feijoo y a Ana Pastor el tono que tuvieron en el congreso del PP dando la razón a Blanco Carballal «cando falaba na noite negra na que nos meteu Cuíña» y suscribe las palabras qe le dedicaron a Crespo sus jefes políticos diciendo que «leva tres anos descansando».

Además señala que «pareceme vergoñenta a súa labor no Senado», apuntando que «non coñecemos ningunha iniciativa súa para Lalín». Cree que «ao PP lle interesa o poder, pero non Lalín». Criticó a Crespo por hablar de su padre y señala que él considera a Crespo «un absoluto traidor», apuntando que tenía acordado con Xosé Cuíña apoyar a José Enrique Sotelo «e aínda que o nega, fixo unha operación por detrás e foi unha traizón política ao seu pai político polas costas con Louzán». Recordó que en el acto de homenaje a los alcaldes del PP se omitiese a su padre señalando que «Xosé Cuíña se sentía traizoado e acabaron con el políticamente», apuntando que a Crespo «o recibían en todas as consellerías porque era fillo político de Cuíña e el lle debe todo a Xosé Cuíña» y que «miña familia apoiou a Crespo sempre».

En cuanto al congreso criticó que «contei máis de corenta as veces que falaron das firmas falsas do Corpiño», alegando que «non había firmas falsas» -era una identidad falsa la creada- pero sí «as das obras do Auditorio». Denuncia el aprovechamiento que el PP quiere seguir haciendo del tema O Corpiño, recordando que el asunto fue archivado por el juzgado muy rápidamente.

Un encuentro pendiente con Alfonso Rueda

Respecto a Alfonso Rueda y los polémicos mensajes de WhatsApp falsos, Cuíñá explica que «lle ofrecín a Alfonso falar deste tema e aínda estou agardando e vou a cumprir a miña palabra de honor». El regidor se pregunta si «hai escándalos de primeira e de segunda» y achaca al PP «a destrucción masiva de documentos na transición», de espiar «a xente do PSOE», preguntando a Crespo «si encargou este tipo de labor nalgún momento» y considera que algún día deberán explicar las listas de personas con nombres de concejales al lado y las denuncias de un sindicato de que «se intimidada e presionaba a traballadores».

Acusa al PP también de formatear los discos duros de ordenadores municipales. Respecto a las alusiones en el congreso a González Casares y s vida privada, Cuíña las califica de «vergoñentas, noxentas, de mala persoa e vil e rastreiro». Cuíña dice que le gustaría enfrentarse de nuevo en las urnas a Crespo e insiste en que no está detrás de la denuncia al PP de Apac.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rafael Cuíña considera que «ao PP lle interesa o poder, pero non Lalín»