Marc Márquez se exprime para ser Marc Márquez

Borja González COLPISA

DEPORTES

AFP7 vía Europa Press

El español logró el domingo su segundo podio en esta temporada, que está siendo la de su regreso al máximo nivel tras su complicada lesión

14 sep 2021 . Actualizado a las 11:30 h.

Cuando Marc Márquez logró su primer triunfo post-lesión, en Alemania, había advertido de las dificultades que había vivido en carrera, en un circuito en el que siempre ha sido el dominador pero en el que en esa ocasión se había visto obligado a enfocar las cosas de otra manera. El domingo, el piloto español asumía un segundo reto en otro trazado, el Motorland de Aragón, en el que siempre había exhibido un punto extra con respecto a sus rivales. «De momento no tengo el nivel o la capacidad de hacer todas las vueltas al máximo, de la primera a la última, y aquí estoy sufriendo más que en Alemania porque allí el circuito es muy especial, no hay cambios de dirección apenas y me encontraba más cómodo, pero aquí no estoy preparado. No tengo el nivel suficiente o el físico suficiente para hacer todas las vueltas a tope como me gustaría», explicaba el sábado después de colocarse cuarto en la parrilla de salida. En el cuarto entrenamiento libre, el que solo se usa para preparar la carrera, Márquez había mostrado el mejor ritmo de todos los competidores, aunque él prefería rebajar las expectativas, algo que el domingo en carrera se constató.

Se constató, pero Márquez se exprimió para ser Márquez y llevó al límite hasta la última vuelta a su rival, Pecco Bagnaia, y también a sí mismo. «Me siento contento con este segundo puesto porque veníamos de dos caídas consecutivas viernes y sábado y es humano y es difícil abordar la carrera intentando ser rápido, pero no quería cometer errores porque no voy a tener muchas oportunidades como esta», apuntaba el domingo, tras 23 vueltas en las que se le vio pelear, con siete intentos de adelantamiento a Bagnaia, aunque sus movimientos sobre la Honda delataban cierta falta de la soltura que mostraba antes de lesionarse. «Intenté engancharme a Pecco y seguirle y sabía que tenía que darlo todo en el último ataque, pero sabía que él estaba pilotando muy bien, frenando bien y sobre todo a nivel de aceleración él iba superrápido. Sabía que en la última vuelta, aunque llegara en primera posición a la última recta, él me batiría, pero aún así lo he intentado todo y he dado todo lo que tenía», explicaba, consciente de cuál es su situación.

«Antes, en 2016, 2017, 2018 y 2019, tenía este empuje adicional y era capaz de encontrar los límites de otra manera, salvar muchas caídas con los codos y siempre y tratando de buscar el límite, y ahora mismo no me lo puedo permitir y por eso cuando no puedes marcar la diferencia con respecto a tus oponentes te conviertes en un igual a ellos. Por supuesto en un circuito como éste soy rápido y en otros a lo mejor me cuesta un poco más y eso es lo que significa un piloto normal, rápido, pero normal porque tiene problemas en algunos circuitos», afirmó.