La fuga de cracs que amenaza la Liga

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

BENITO ORDOÑEZ

Solo Messi se mantiene entre los diez mejores del mundo y termina contrato

01 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Liga española ha perdido muchas figuras en la última década. Demasiadas. Desde aquel producto nacional que dominó el mundo durante cuatro años (del 2008 al 2012), y que poco a poco ha ido retirándose o marchándose a ligas menos competitivas (Casillas, Puyol, Xavi, Iniesta, Villa, Torres...); a grandes figuras que a mediados de la pasada década llevaron a los equipos españoles a dominar las mejores competiciones europeas.

Hace apenas cuatro años, la Liga podía presumir de tener a ocho de los diez mejores jugadores del mundo. O al menos los señalados como tales en los premios FIFA The Best, que votan los capitanes de los equipos nacionales, sus seleccionadores y también la afición. El Barça alardeaba entonces del mejor tridente de atacantes del planeta (Messi, Suárez y Neymar) y el Madrid, del mejor centro del campo (Casemiro, Kroos y Modric) y del central más cotizado (Sergio Ramos). Nadie disponía tampoco de un lateral izquierdo como Marcelo, capaz de sembrar el pánico con subidas por la banda. Los duelos Messi-Cristiano abrían los telediarios del mundo e incluso sus potenciales herederos también estaban en el fútbol español (Neymar en el Barça y Griezmann en el Atlético de Madrid). Nadie podía discutir que la española era la mejor competición del mundo, por mucha tradición que vendiera la Premier League.

Una situación que contrasta con la actualidad. En los últimos premios de la FIFA, entregados hace unos meses, ya solo hay un jugador de la Liga (Messi), que además acaba contrato y ya advirtió el pasado verano que quiere irse. Ahora, son Inglaterra, Alemania y Francia los que se reparten los cracs.