Jaque a la burbuja de la Liga

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

Messi y Cristiano estaban en la liga española cuando se firmó el último contrato en el 2018
Messi y Cristiano estaban en la liga española cuando se firmó el último contrato en el 2018 Albert Gea

El fútbol español negocia un nuevo escenario audiovisual en medio de la crisis económica por el covid-19, de la fuga de cracks y del declive de sus grandes clubes

28 feb 2021 . Actualizado a las 09:59 h.

¿Seguirán manteniendo los grandes operadores nacionales el cuantioso contrato que pagan a la Liga por sus derechos de televisión, a pesar de la grave crisis económica global provocada por la pandemia? ¿Seguirá el fútbol español conservando su caché en el extranjero pese a la fuga de talentos y la pérdida de potencial de sus clubes? La Liga se juega en los próximos meses mantener su nivel económico, ya que le tocará firmar nuevos contratos en medio de un escenario repleto de incertidumbres.

¿Cómo son los derechos de televisión?

Aunque siempre se refiere en genérico al contrato de televisión, en realidad la Liga divide la venta de sus derechos de explotación audiovisual en diez paquetes, entre los que se encuentra el partido más atractivo de la jornada, los otros ocho restantes de Primera mas el que se da en abierto, la comercialización para el extranjero, los permisos para la emisión en establecimientos de hostelería, los resúmenes en diferentes soportes, la Segunda División... etc. En total, casi dos mil millones de euros netos por temporada (1.890.525.000), como señala la patronal en su último presupuesto (campaña 2019-2020).

¿Cuál es el lote más importante y cuándo termina?

La Liga vendió en el 2018 sus paquetes estrella por valor de 3.421 millones de euros por tres cursos, desde el 2019-2020 al 2021-2022. En concreto, Telefónica pagó 2.940 millones de euros por El Partidazo y otros ocho partidos de cada jornada de Primera División para dar en Movistar, entre los que siempre están los del Real Madrid y el Barcelona; mientras que Mediapro se hizo por 481 millones de euros con el partido en abierto (La Sexta) y la explotación de los derechos en la hostelería, entre otros. Ese contrato vence al término de la próxima temporada (2021-2022) y es el más importante de los firmados (el 60 por ciento de lo que recibe la Liga por toda su explotación).