El Tour comenzará el 29 de agosto y cambiará las fechas de la Vuelta

DEPORTES

GUILLAUME HORCAJUELO | EFE

Las restricciones en Francia hasta mediados de julio provocaron la decisión

15 abr 2020 . Actualizado a las 09:12 h.

El aplazamiento del Tour de Francia, tras el anuncio del presidente francés Emmanuel Macron de suspender todas las actividades deportivas hasta la segunda quincena de julio, era cuestión de tiempo. Desde el Elíseo, se añadieron todavía más dudas sobre la ronda gala, un evento que se enfrenta por primera vez a una situación parecida. Sus organizadores guardaban silencio. Al menos de manera oficial, porque este martes todos los medios franceses se hicieron eco de los planes del Tour que abandonará su tradicional emplazamiento en el mes de julio para asegurar que la prueba se pueda celebrar. La Grande Bouclé se correrá finalmente entre el 29 de agosto y el 20 de septiembre, después de que los organizadores se vieran obligados a renunciar a la programación inicialmente previstas a causa de la crisis del COVID-19.

Las nuevas fechas obligarán a cambiar el calendario de la Vuelta a España, que estaba prevista entre el 14 de agosto y el 6 de septiembre próximos. El mundo de las dos ruedas acatará la decisión, consciente de que la carrera francesa es la joya de la corona de este deporte y su prioridad sobre el resto de eventos está fuera de toda discusión.

Previsto inicialmente del 27 de junio al 19 de julio, el calendario ubicaba la carrera de lleno en las restricciones realizadas ayer por Macron. Un problema más. Solo uno de ellos, porque el confinamiento está causando estragos en los planes de preparación de los ciclistas, que apenas hubiesen podido prepararse para la gran salida. El mandatario galo, por si hubiese dudas, se encargó de echar la última palada de arena para precipitar una decisión que muchos veían como inevitable.