Un 1-1 clasifica al Atlético para las semifinales

El equipo rojiblanco se adelantó en el minuto 26 con un cabezazo de Saúl Ñíguez a pase del brasileño Filipe Luis, que el conjunto inglés igualó en la segunda parte

.

El Atlético de Madrid se clasificó este martes para las semifinales de la Liga de Campeones, por tercera vez en las últimas cuatro temporadas, tras imponerse al Leicester City (1-0) en el King Power Stadium gracias a un tanto de Saúl en la primera mitad, que fue suficiente para firmar tablas con un conjunto inglés que se volcó en la portería de Oblak en el segundo tiempo, y obtuvo premio con el gol de Vardy, pero no fue capaz de voltear una eliminatoria que ya estaba muy cuesta arriba.

Como ya sucedió hace veinte años en la primera ronda de la antigua Copa de la UEFA, y anteriormente en la Recopa de la campaña 1961/62, el conjunto colchonero volvió a cortar de raíz el sueño europeo de los 'Foxes', aunque esta vez, en la máxima competición continental.

Poco pudieron hacer los de Craig Shakespeare, pese a contar con el siempre imponente apoyo de su hinchada, ante un conjunto colchonero que sigue sin desistir en su sueño de llevar, al fin, la tan ansiada 'Orejona' a las vitrinas del efímero Vicente Calderón.

Los de Diego Pablo Simeone, que sorprendió sentando a Torres y fortaleció el centro del campo con la inclusión de Giménez, rentabilizaron su mínima ventaja conseguida en el duelo de ida (1-0) y cumplieron a la perfección el planteamiento de partido esbozado por el técnico argentino.

Marcar un tanto tempranero era el objetivo del cuadro del Manzanares y así se cumplió gracias a un buen cabezazo de Saúl en la primera mitad que, pese a dar medio pase a los colchoneros, no frenó el entusiasmo de los locales con continuas acometidas protagonizadas por un hiperactivo Chilwell en el segundo periodo.

Ya desde el arranque del choque en el King Power Stadium se intuyó un guión muy similar al visto hace apenas seis días en el feudo rojiblanco, con un Leicester buscando incesantemente el juego directo y un Atlético bien replegado que tomó la iniciativa protagonizando un mayor número de llegadas al área rival. Así, el primero en avisar fue el belga Carrasco antes del primer cuarto de hora con un envío muy peligroso, tras una buena combinación con Griezmann, al que no llegó Koke en el corazón del área.

Buscó el conjunto colchonero dar pausa al juego con una mayor posesión en el medio, conocedor de que su renta era ínfima ante la firme amenaza atacante del vigente campeón inglés. Con un sólido Giménez que ayudó sobremanera a Gabi y Koke en la medular, cortando todo balón aéreo que pasaba el círculo central, Saúl contó con más libertad para acercarse peligrosamente a la meta defendida por Schmeichel. Por su parte, Griezmann buscó con persistencia las cosquillas a un Morgan que forzó para llegar al choque y lo pagó físicamente en los minutos finales.

Con Vardy totalmente neutralizado por la pareja de centrales rojiblanca, tuvo el delantero japonés Okazaki una de las más claras ocasiones de la primera parte para el campeón inglés antes del primer golpe del cuadro atlético, pero no estuvo acertado y la mandó arriba. Un acierto con el sí contó Saúl en un preciso cabezazo en el minuto 26 que puso la guinda a un gran centro de Filipe Luis desde la banda izquierda y que puso aún más de cara la eliminatoria de cuartos a favor del conjunto español.

El Atleti sufre hasta el final

El centrocampista ilicitano pudo ampliar la ventaja poco después con un potente chut desde la frontal del área que atrapó sin problemas Schmeichel. Sería la última llegada del Atlético de Madrid antes del paso por los vestuarios en una primera mitad que controló -aunque estuvo algo impreciso con el balón-, en la que Oblak no pasó excesivos apuros y donde aprovechó de la mejor forma sus pocas ocasiones para superar a su rival en el marcador y, por tanto, en la eliminatoria.

Sin embargo, pese a que el cuadro colchonero podía prometérselas muy felices antes de los segundos 45 minutos, con una nueva ocasión de Griezmann, el encuentro cambió por completo tras el paso por los vestuarios con la entrada de Ulloa y, especialmente, del lateral inglés Chilwell.

Un cambio de planteamiento de los de Shakespeare que hizo muchísimo daño por el costado derecho visitante, por donde llegaron las numerosas oportunidades de los 'foxes' en el segundo tiempo y, precisamente entre ellas, el rechace que cazó Vardy para poner las tablas a la hora de juego.

Un tanto que espoleó al cuadro inglés hasta el término del encuentro, asediando con hasta tres ocasiones bastante claras que metieron el miedo en el cuerpo a los de Simeone, bien solventadas por la zaga rojiblanca casi bajo palos. Se precipitó en llegar a la portería de Schmeichel en los últimos minutos el Atlético buscando el gol de la tranquilidad, dando alas a un Leicester que nadó para morir en la orilla en la que es su primera participación en la Liga de Campeones.

Ficha técnica:

Leicester: Schmeichel; Simpson, Morgan (Amartey, min.84), Benalouane (Chilwell, min.46), Fuchs; Drinkwater, Ndidi, Albrighton, Mahrez; Okazaki (Ulloa, min. 46) y Vardy.

Atlético: Oblak; Juanfran (Lucas, min.56), Savic, Godín, Filipe (Correa, min.74); Gabi, Giménez, Saúl, Koke; Carrasco (Torres, min.69) y Griezmann.

Votación
4 votos
Comentarios

Un 1-1 clasifica al Atlético para las semifinales