El Atlético, con el piloto automático

El equipo de Simeone consolida su tercer puesto y mira al derbi después de vencer con justicia a una Real blanda y cansada


Le ha entrado a Filipe Luís el gusanillo de marcar goles. Se había apuntado el primero del curso el sábado y tres días después firmó el segundo, todavía mejor que el anterior. Rondada la media hora, el lateral recogió el balón pegado a la cal, combinó con Griezmann primero, con Fernando Torres después, y finalizó ante Rulli con un punterazo de polideportivo. Con media cabeza puesta en el derbi y la otra media en el Leicester, la muchachada atlética no olvidó que la Real Sociedad era la primera piedra para consolidar su posición liguera y mantener la velocidad de crucero que parece haber adquirido.

El partido comenzó con dominio visitante, cimentado en las incorporaciones de sus dos laterales. Especialmente Odriozola, que con apenas diez partidos en Primera se ha ganado la confianza de Eusebio y el respeto de toda la Liga. Por desgracia tuvo que marcharse lesionado antes del descanso. Como de costumbre en el Atlético, Griezmann portó la bandera de la revolución. Una vez con la izquierda, desde la frontal del área; otra con la derecha, tras sentar a Íñigo Martínez. La primera salió desviada y la segunda la paró Rulli como buenamente pudo.

La Real ya no se levantaría de la somanta, y suerte la suya que no llegara el descanso de la mano de una goleada. Torres tuvo parte de culpa, fallando dos de las ocasiones más claras de la temporada en la misma jugada: Carrasco centró desde la derecha y el ariete remató al poste a puerta vacía y casi sin querer, para mandar después al lateral de la red su propio rechace, con todo a favor. El propio Yannick también tendría la suya, con idéntico desenlace.

No cambió mucho el asunto tras el descanso. Tampoco es que el Atlético hiciera mucho por doblar su renta, pero al correr del crono le acompañaron un disparo de Filipe (omnipresente en ataque), un mano a mano de Griezmann, un cabezazo de Godín... Y un disparo a bocajarro de Correa que el Calderón gritó gol y no lo fue. La Real presentó síntomas de equipo en caída libre.

Gol: 1-0, min 27: Filipe Luis, tras una combinación con Griezmann y Torres.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó a los visitantes Rulli (min 60), Yuri (min 61), Zubeldia (min 62) y Raúl Navas (min 67). 

Incidencias: partido de la trigésima jornada de Liga. Estadio Vicente Calderón. Unos 50.000 espectadores.

Oblak; Juanfran, Savic, Diego Godín, Filipe Luis; Koke, Gabi, Saúl Ñíguez, Carrasco; Griezmann (Ángel Correa, min 70) y Fernando Torres (Giménez, min 81).

Rulli; Odriozola (Elustondo, min 38), Íñigo Martínez, Navas, Yuri; Zubeldia; Vela, Prieto (Oyarzábal, min 46), Granero (Juanmi, min 74), Canales; y Willian José.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Atlético, con el piloto automático