Diego López, notable bajo presión

El portero de Paradela se vio obligado a salir del Madrid después de rendir en el 2014 a gran nivel con Ancelotti


redacción / La Voz

La mayoría esperaba que después del verano del 2013 Carlo Ancelotti le diese la titularidad del Real Madrid a Iker Casillas, el icono de Chamartín, el capitán del Bernabéu. El portero madrileño había vivido un amargo desencuentro con el anterior técnico, el portugués José Mourinho, que había terminado con sus guantes en el banquillo. Restaurada la paz dentro del grupo tras la llegada del técnico italiano, todo hacía presagiar que Casillas volvería al lugar del que para muchos nunca debía haberse marchado.

Pero a Ancelotti le bastaron dos semanas para mantener la decisión que había tomado Mourinho. La dedicación de Diego López en cada entrenamiento y el bajo estado de forma de Casillas lo convencieron de que el lucense tenía que ser el titular. A partir de ahí, la tormenta que parecía haber amainado con el adiós de Mou se recrudeció. El debate de la portería se incendió y el lucense -titular en Liga y suplente en la Copa y en la Liga de Campeones- comenzó a vivir bajo la presión de haber relegado a la suplencia a una leyenda del conjunto blanco. Y en esos momentos complicados de gestionar emergió la versión más notable de Diego López.

Sus brillantes intervenciones ayudaron para que el Madrid siguiese en la pelea por el título de Liga hasta prácticamente el último minuto. En ningún momento le tembló el pulso cuando constantemente se cuestionaba su valía. Y verano, con el trabajo rematado, también supo leer el mensaje. La contratación de Keylor Navas y la sensación de que el peso de Casillas lo acabarían devorando, le obligaron a buscar un sitio en el mercado. En un gesto que habla del rendimiento que ofreció en su segunda etapa en Concha Espina, Ancelotti le recomendó al Milan que lo contratase. Hoy es titular indiscutible en el equipo rossonero.

El clásico

Trashorras, el rey del pase . En cada intervención a ras de hierba, Roberto Trashorras destila ese aroma inconfundible que libera la Masía sobre cualquier jugador que la haya pisado. Es una impronta imposible de olvidar, la de un juego elegante y apegado al balón y a moverlo con velocidad de una bota a la de un compañero. Trashorras no juega en el Barça, pero tiene la fortuna de haber coincidido en Vallecas con Paco Jémez, un técnico al que esa orgía del toque también le resulta atractiva. Y con él dirigiendo desde la banda, el de Rábade es una pieza fundamental del proyecto sobre el que se edifica el nuevo Rayo.

Y todo esto tiene su reflejo en las estadísticas. Roberto Trashorras comenzó la nueva temporada como el rey del pase en la Primera División. Ahora, tras perderse varios partidos, se encuentra en la tercera posición (1.032 pases y 74 por compromiso), solo por detrás de Sergi Busquets (1.129 pases y 75 de media por choque) y Toni Kroos (1.050 entregas completadas y 74 de media por partido). Cada vez que se viste de corto, el jugador gallego sigue siendo un ejemplo de clase.

El goleador

Joselu despega en Alemania . Cumplidos dos años después de su aterrizaje en la Bundesliga, Joselu Mato aún no había conseguido la continuidad necesaria para demostrar el olfato de gol que lo convirtiera en la referencia del Castilla de Toril que regresó a Segunda División por la puerta grande. Ese equipo en el que coincidió con Nacho, Carvajal o Morata. Tras el Hoffenheim y el Eintracht, el de Silleda firmó en verano por el Hannover 96. Bajo la dirección de un viejo conocido del fútbol español, Tayfun Korkut, quien vistió la camiseta del Espanyol y de la Real Sociedad, Joselu ha conseguido despegar. Un fijo en la punta del ataque de su nuevo equipo, ha marcado en los últimos cinco partidos de la Bundesliga en los que ha participado. «En estos años he crecido como jugador y eso el más importante», destaca el atacante.

Las figuras emergentes

Denis y Lucas Vázquez . Con la contratación de Rakitic, la progresión de Denis Suárez, que había sido la referencia del filial en la temporada pasada, en el Barcelona se obstaculizaba. Y al Sevilla le faltaba un nombre talentoso y joven que guiase a los de Emery cuando tocaba lanzarse a por la portería contraria. Ambos clubes firmaron un acuerdo para que el jugador acabase en Nervión, donde el técnico vasco lo tiene como una de sus referencias. Allí se ha encontrado con Iago Aspas, que ha vuelto desde el fútbol inglés. Denis logró hacerse con el puesto de mediapunta, aunque en las últimas jornadas ha alternado la titularidad con Ever Banega.

Por su parte, Lucas Vázquez ha dado un paso al frente después de dejar el Castilla y firmar por el Espanyol. En el conjunto que dirige Sergio González se ha convertido en una de las grandes figuras. Su velocidad y desborde por la banda, lo convierten en un futbolista capaz de desequilibrar un partido.

La clase

Julio Álvarez, en Segunda. El jugador gallego fue nombrado el año pasado como mejor jugador de Segunda División. Él corresponde a ese honor cada vez que puede con golazos de auténtico crac. Sus lanzamiento de falta los firmaría cualquier futbolista de algunas de las plantillas multimillonarias que plagan el fútbol continental. Julio Álvarez es un auténtico lujo para la categoría de plata. Esta temporada ya lleva tres tantos; el último, anotado desde el punto de penalti en el festival goleador en el que se convirtió el encuentro frente al Lugo (6-6).

Las grandes promesas

Angeliño despunta en el City . El lateral izquierdo gallego que juega en el equipo promesa del Machester City ha demostrado que se puede convertir en uno de los jugadores españoles del futuro. De hecho, el entrenador del City, Mauricio Pellegrini, ya se ha fijado en sus cualidades y lo ha convocado para un partido con la primera plantilla -aunque, finalmente no llegó a debutar-. Además, el de Coristanco se encargó de secar al mismísimo Leo Messi en el entrenamiento que la selección argentina realizó en Inglaterra poco antes del choque contra Portugal. Angeliño no ha parado de crecer desde que con 11 años abandonó las Escuelas Luis Calvo Sanz para firmar por el Deportivo

Los exóticos

Rochela, Túñez y Borja . El Buriram United de la liga tailandesa logró en noviembre su campeonato de Liga más gallego. Un gol del defensa de As Pontes David Rochela y otro de Carmelo González sellaron el 2-1 con el que el equipo del también defensa gallego Andrés Túñez tumbó al Police United y valió un título. Por su parte, Borja Fernández ganó la Superliga India con el Atlético Calcuta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Diego López, notable bajo presión