El partido de las múltiples caras

Madrid y Barça luchan hoy por un puesto en la final de la Euroliga


Tres veces en una década. Cinco a lo largo de la última temporada. Tropecientas en su historia. Madrid y Barcelona en pos de llegar al partido de oro del curso. La semifinal de Euroliga es un encuentro supremo. Sin el más mínimo síntoma de hacia donde irá la balanza. Lo previo simplemente es eso, el pasado. Esta noche, todo o nada.

Acostumbrados a analizar en números, historia, sensaciones o recuerdos, este tipo de encuentros, realmente hoy es una ruleta rusa. Los de Xabi Pascual arrollaron en la segunda fase en Europa y no encontraron rival en el Galatasaray a la llegada de cuartos. Hace cinco seis días superaron al Madrid en el Palau. Un equipo que necesitó meses para acoplar sus seis nuevas incorporaciones del año. Pero que llega como una moto. Una rotación profundísima. Un banquillo inabarcable. Hasta no se notan las lesiones de una muñeca como la de Juan Carlos Navarro.

Por contra, el bando blanco también lee cosas positivas. Las dos finales ganadas esta temporada (Supercopa y Copa del Rey), el balance de 3 a 1 en los duelos cara a cara. El sufrimiento de destronar al actual campeón en el cruce maldito. Y el recuerdo de Londres. Hace un año los de Laso cortaron las alas a los blaugranas. Es decir, por estas razones, el Madrid se ve superior.

Pero todo esto es época anterior. Ni tan siquiera presente. Es decir, no sirve para nada. Supongo que el partido se decidirá por milimétricas diferencias. Mínimos detalles. El que un jugador tenga una tarde inspirada. Ni pensar en el tipo de partido que veremos. El Madrid se ha hecho fuerte a base de golpes. El Barcelona está corriendo muy bien en los últimos tiempos. Es decir, ni lucha de estilos.

Si fuera por estrellas, el Madrid sería favorito. Sergio Rodríguez y Rudy resplandecen en el quinteto ideal de la Euroliga. Pero el Barcelona, ahora muestra sensación de grupo. De máquina bien engrasada. No me jugaría ni un euro a dar un favorito. Solo espero que el ganador de este duelo galáctico sea quien levante el trofeo el domingo. Será la mejor señal para nuestro baloncesto. Es decir, un partido de miles de aristas. Un encuentro multiédrico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El partido de las múltiples caras