El estadounidense Michael Phelps insistió en que su decisión de dejar la natación y no disputar los Juegos Olímpicos de Río 2016 es inamovible.

«De alguna manera logré cada cosa que me propuse, y si puedes decir eso de tu carrera, no hay por qué seguir. Es tiempo para cosas nuevas», dijo Phelps tras ganar esta noche el oro en los relevos 4x100 estilos de la natación de Londres 2012.

Phelps, de 27 años, sumó así su vigésimo segunda medalla olímpica, 18 de ellas de oro, lo que lo instala con comodidad como el deportista más exitoso de la historia de los Juegos.

«Me dije a mí mismo que no nadaría a los 30... ¡Sin ofender a los de 30! Me lo dije a mí mismo, y eso será en tres años», recordó Phelps durante una conferencia de prensa en el Centro Acuático.

«Es tiempo para cosas nuevas»

«No estoy seguro dónde están mis emociones, creo que todavía no tengo consciencia plena de lo que ocurrió», admitió el estadounidense ya en una concurrida rueda de prensa en el centro principal de medios de Londres 2012.

«Hay otras cosas que quiero hacer en mi vida en lugar de quedarme mirando todo el tiempo una línea negra».

Michael Phelps busca hacer lo que cualquier joven a su edad. «Quiero viajar mucho, es algo que siempre quise hacer. He visto lugares espectaculares del mundo, pero nunca pude disfrutarlos, siempre estuve en hoteles con el equipo nacional. Volver a Australia y poder viajar, quiero ir a Sudáfrica, hay muchas cosas que quiero hacer sólo para mí».

Pese a sus deseos de viajar y a su retiro de la actividad, Phelps no se alejará del todo de la natación. «Quiero hacer crecer el deporte. Mi fundación es muy importante para mí, tendré mucho tiempo libre y podré poner más esfuerzo en esto, en enseñar a niños a nadar, esto es muy importante para mí y es divertido».

El nadador contó cómo vivió su última subida al podio. «Fue raro. Sentí que se me estaban por escapar las lágrimas, intenté controlarlas». «Estoy mucho más relajado de lo que pensaba, pensé que estaría más emocionado. Quizás tome consciencia en los próximos días, esta noche voy a ver a mi familia y creo que habrá muchas lágrimas».

Phelps confía mucho en lo que la vida le depare. «En lo que haga seré competitivo, soy una persona competitiva, habrá cosas que intentaré alcanzar, habra competidores, creo que esto no cambiará». Y sonrió cuando le preguntaron cómo describiría su carrera si tuviera que resumirla en pocas palabras. «La frase sería 'lo logré', supongo. Eso es lo que podría decir. Tuve altibajos en mi carrera, pero logré hacer todo y hacer cosas que nadie nunca antes había logrado».

Junto al estadounidense estaba el trofeo que le acababa de entregar el presidente de la Federación Internacional de Natación (FINA), el uruguayo Julio Maglione.

«Es raro ver esto y que diga 'el deportista olímpico más grande de todos los tiempos'. Siempre seguí a Michael Jordan, toda mi vida, porque hizo cosas que nadie hizo, fue el mejor de todos los tiempos en lo suyo». El 18 veces campeón olímpico agradeció a su entrenador, Bob Bowman, que se emocionó hoy tras la final. «Hoy no estaría aquí si no fuera por todo lo que hizo por mí. Él pudo manejar toda mi basura, fueron 15 años juntos, fue muy grande».

Phelps insistió en la satisfacción que le genera haber logrado todo lo que se propuso. «Hice todo lo que quería y cerré mi carrera de la manera que quería. Le pregunté a Brendon (Hansen, compañero en los relevos) si alguna vez perdimos estos relevos en la historia olímpica, y creo que nunca lo hicimos. Terminar con estos relevos es ideal. Les dije, 'simplemente salgamos y hagámoslo'».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Michael Phelps: «Hay otras cosas que quiero hacer en mi vida»