Puigdemont en Netflix

Cartas al director
Cartas al director CARTAS AL DIRECTOR

OLEIROS

Lorena Sopêna

29 sep 2021 . Actualizado a las 12:07 h.

Vaya suspense 

En un nuevo episodio de la serie -más bien culebrón- que protagoniza Puigdemont, desde la temporada 2017, la policía sarda ha echado el guante a este escurridizo personaje. Cada vez se esmeran más los guionistas de sus peripecias en hacerlas originales y entretenidas. Quién hubiera pensado que una escapadita de fin de verano a un encuentro folklórico iba a dar al traste con cuatro años de impunidad y educados cortes de manga al sistema judicial patrio. Que le quiten lo «bailao» al expresidente. Y es que mientras los doce apóstoles del independentismo las pasaban canutas en la trena por no negar a su cristo, el mesías catalán de pelazo alborotado llevaba una divina existencia en el séptimo cielo de Bruselas, dándose a la dolce vita con el sueldo de eurodiputado que pagamos todos, indepes y centralistas. ¡Por Dios!, que Netflix se haga ya con los derechos de esta historia y nos deleite con nuevas entregas. ¡Qué sinvivir este suspense! Manuel Suárez Botana. A Coruña.

 Fin da pandemia

Afortunadamente, a pandemia ocasionada polo covid-19 vai minguando. Parece pouco probable unha sexta onda, din os expertos. Van ser dous anos difíciles -ogallá non me engane e non se prolongue- que lembraremos toda a vida, xa que, polo camiño quedaron verdadeiras traxedias e na alforxa levaremos para sempre un lastre moi pesado. Mais hai que encherse de optimismo e tirar cara adiante. Tratábase e trátase dun virus, dun

veleno, polo cal o desenvolvemento rápido dunha vacina foi fundamental para atallala; loxicamente coa colaboración dos traballadores sanitarios. Tamén debo recoñecer o esforzo e a paciencia coa que a maioría dos cidadáns cumprimos rigorosamente coas indicacións e consellos das autoridades sanitarias, mantendo a distancia, a hixiene e utilización das máscaras fronte a uns poucos insolidarios que perante todo este tempo non deixaron de poñer en perigo a saúde dos demais. Manuel Piñón Pérez. Ferrol.