Manuel Basanta abandona la gestión del campo de golf de Miño

MIÑO

PACO RODRÍGUEZ

Jorge Vázquez podría asumir la explotación del complejo propiedad de Martinsa Fadesa a partir del 1 de marzo

06 feb 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Manuel Basanta abandona la gestión del campo de golf de Miño, después de tres años de continuo deterioro. El responsable del complejo desde que el propietario, Martinsa-Fadesa, le cedió la explotación en el 2017, anunció ayer a través del correo electrónico enviado a los usuarios del campo «la decisión de desvincularse de estas responsabilidades». Lo hizo a través de Xarío Golf Club, la sociedad deportiva que se creó para la organización de campeonatos y diferentes actividades en Miño, y la entidad a la que Martinsa-Fadesa podría encomendar la explotación del campo a partir del 1 de marzo.

La reunión celebrada en Miño el pasado viernes sirvió para constatar el distanciamiento de los socios respecto a Basanta. Este exigió que los abonados asumiesen durante los meses de invierno una subida de las cuotas de socio, pues se confesaba incapaz de mantener el campo con los actuales ingresos. Apenas 25 personas asistieron a esa asamblea, en la que quedó claro el rechazo a un encarecimiento de las tarifas que implicaría también la baja de un importante número de usuarios. De tal forma que se incumpliría el pretendido efecto de la subida de precios para aumentar los ingresos del club.

Ante la negativa de los socios a asumir la subida de tarifas, ya no se llegó siquiera a convocar una nueva asamblea para votar la medida esta semana, sino que Basanta anunció ya ayer su renuncia a la gestión del campo, incapaz de dotarlo de unos mínimos estándares de calidad.