Los alcaldes coinciden en la necesidad de aumentar el número de ambulancias

Tamara Rivas Núñez
Tamara rivas A CORUÑA / LA VOZ

CULLEREDO

MARCOS MIGUEZ

Culleredo, que carece de vehículos asistenciales, reclama una base en el concello

20 jun 2019 . Actualizado a las 10:08 h.

Que el número de ambulancias que prestan servicio a los municipios de la comarca de A Coruña es insuficiente es una de esas pocas cosas en las que los alcaldes del área se ponen de acuerdo. Frente a las seis de las que dispone A Coruña -cuatro convencionales y dos uvis móviles- municipios como Cambre y Culleredo, con una población conjunta que supera los 54.000 vecinos, tienen que compartir una, con sede en Cambre. El alcalde cullerdense, José Ramón Rioboo, siempre ha defendido la necesidad de que su municipio, con más de 30.000 habitantes, «debería ser base de ambulancias para mejorar la atención a los vecinos». El regidor considera que la atención sanitaria debe ser «una prioridad en las políticas de las Administraciones», y asegura que, en caso de que se decida aumentar el número de ambulancias en la comarca, «estudiará las posibles ubicaciones para que Culleredo albergue una base». Desde Cambre reclaman también «un aumento» de vehículos. 

Una para 30.000

Otra de las ambulancias que operan en la comarca presta servicio a los más de 30.000 vecinos que residen entre Betanzos, Abegondo, Irixoa, Oza-Cesuras, Miño y parte de Aranga. «Necesitamos una ambulancia más como mínimo, ya que muchas veces, al cubrir bastante territorio, no tenemos disponible el servicio porque está atendiendo un accidente fuera del municipio», afirma un portavoz del Concello de Betanzos. El alcalde miñés, Manuel Faraldo, apunta a la necesidad de ampliar el servicio en su ayuntamiento durante la época estival, lo que permitiría además una mejor cobertura de núcleos próximos. «Entiendo que no puede haber una en cada concello, pero sí se podría aumentar el número y reubicarlas en puntos más estratégicos para cubrir de un modo más efectivo las áreas de la comarca», señala.

Para la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez, «o problema existe e necesita unha solución urxente», y esta pasaría por un aumento del número de vehículos asistenciales, ya que «se hai máis ambulancias, independentemente de onde estean situadas, reduciranse considerablemente os tempos de espera».