El capitán del Beautiful Dreamer: «La orca nos golpeó 15 veces»

Francisco Brea
F. Brea A CORUÑA

A CORUÑA CIUDAD

Marcos Míguez

El animal volvió a atacar cuando Salvamento Marítimo llegó para remolcar al velero.

12 sep 2020 . Actualizado a las 13:15 h.

Aún recuperándose del susto, el capitán del Beautiful Dreamer, Justin Crowther, aseguraba: «La orca nos golpeó 15 veces». Al principio pensaba que era un fallo en el piloto automático hasta que vio el cetáceo: «Después de golpearnos el barco dio varias vueltas». En el velero viajaban dos médicos, Johannes y Maikel, que ya en Marina Coruña sonreían al quedar el suceso en una anécdota. El ataque provocó daños en el timón, justamente donde se sujeta.

Una vez que se percató de lo que ocurría, Justin decidió apagar el motor y todos los sistemas electrónicos: «En ese momento la orca desapareció». Unos 45 minutos después llegó Salvamento Marítimo para prestar auxilio al Beautifil Dreamer y entonces el animal «volvió a atacar otra vez».

El velero navegaba desde Tenerife y su destino final era la ciudad inglesa de Southampton. El barco había zarpado de Vigo y parado en A Coruña para repostar con la intención de completar su viaje.

Auxilian un velero británico dañado por orcas a seis millas de cabo Prior

Auxilian un velero británico dañado por orcas a seis millas de cabo Prior

M. Arroyo

E. Mouzo

Un velero de bandera británica precisó asistencia esta tarde tras un incidente con un grupo de orcas frente a la costa de Ferrol. Según informan fuentes de Salvamento Marítimo, los tres tripulantes del barco -dos de nacionalidad finlandesa y uno de origen británico- resultaron ilesos en el percance, ocurrido a unas seis millas de cabo Prior.

El velero, denominado Beautiful Dreamer, zarpó con rumbo hacia las islas británicas, pero en torno a las 13.50 horas los tripulantes lanzaron el aviso desde la emisora radiocostera de A Coruña en el que indicaban que habían tenido un percance durante la navegación. En ese momento, según precisan desde Salvamento Marítimo, las dificultades en la comunicación impidieron recibir con claridad la incidencia, aunque a continuación el centro de coordinación recibió una llamada desde Inglaterra en la que se informaba de que el barco tenía el timón dañado por la acometida de seis orcas, por lo que tenía restringida la capacidad de maniobra.

Seguir leyendo