«Lo maté en defensa propia»

El hombre que apuñaló a su primo en el Ventorrillo dice que la víctima le debía dinero

.

a coruña / la voz

Eduardo Abad Loxo, que en su juventud había pertenecido al Exército Guerrilheiro, murió el pasado 10 de noviembre a manos de su primo en la calle Antonio Pedreira Ríos. Acabó con él de una puñalada y minutos después fue detenido cuando se ocultaba de la policía. En comisaría se limitó a decir que había estado bebiendo y drogándose toda la noche. Ya ante el juez de guardia se negó a declarar y fue enviado a prisión, donde continúa.

El supuesto homicida, Abelardo Loxo, guardó silencio hasta ayer. A través de su abogado, el penalista Ramón Sierra, pidió declarar «para contar toda la verdad». Y lo que dijo fue que clavó un cuchillo a su primo en defensa propia. Explicó que aquella madrugada, sobre las 5.30 horas, fue al encuentro de la víctima para reclamarle una deuda. Según el investigado, el fallecido le «quedó mal» con el pago de una reparación del coche y, «simplemente, quería que me pagase». Se encontraron en la calle cuando su primo se dirigía a su vehículo para ir a la lonja -trabajaba en la exportación de pescado-. Comenzaron a discutir y, según el supuesto homicida, fue la víctima la que sacó un cuchillo de grandes dimensiones. Forcejearon y el filo terminó clavándose en el cuerpo de Eduardo Abad. En ese momento, Abelardo se asustó, cogió el arma y echó a correr. Declaró ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 que no sabía qué hacer, si entregarse o huir. Y en esas estaba cuando la policía lo encontró en unos soportales de la ronda de Outeiro, tras una columna.

Tenía un corte en la cara del que manaba abundante sangre y que dejó un rastro tras de sí. Llevaba un cordón atado a la cintura con lo que parecía ser la funda de un cuchillo hecha con papeles de periódico. En aquel momento, alegó que no había hecho nada y que el corte se lo produjo al caerse mientras practicaba deporte. Otra patrulla que acudió a la llamada encontró dentro de un contenedor el cuchillo que supuestamente habría utilizado. Estaba cubierto de sangre. En el mismo lugar también había una chaqueta reflectante, como la descrita por los vecinos que llamaron a la policía al encontrar el cuerpo de la víctima tendido en plena calle.

La herida que tenía en el rostro el investigado la achacó ayer a que su primo le había alcanzado con el cuchillo y que se defendió como pudo.

El fallecido ya había ocupado páginas de periódico en otras ocasiones. Eduardo Manuel Abad Loxo (Noia, 1967), conocido como Duarte, perteneció al Exército Guerrilheiro. Fue detenido en relación con el atentado de 1989 en Irixoa que le costó la vida al agente de la Guardia Civil Benedicto García Ruzo. Y condenado a 19 años de cárcel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Lo maté en defensa propia»