La reina de los chicharrones se jubila

Cierra el mítico Mesón de Herves, de Carral, pero seguirá ofreciendo servicios de cáterin


Seguiremos ofreciendo servicios de cáterin, realizando eventos, pero si vienes a comer o a cenar al restaurante te lo encontrarás cerrado», explica una de las hijas de María Jesús Espiñeira, cocinera del legendario Mesón de Herves, que acaba de cerrar con motivo de la jubilación de esta mujer, considerada la reina de los chicharrones. «Sí, además de las carnes y los pescados, que siempre preparamos de manera sencilla y respetando el producto, mucha gente venía aquí a por los chicharrones. Siendo una cocina modesta, logramos ser del gusto de la gente», comenta María Jesús, que lleva toda la vida en el negocio familiar. Sus padres, originarios de este lugar de Carral, se hicieron cargo del mismo en 1959, cuando era una taberna en la que había de todo y se llamaba Casa do Fogueteiro. Después pasó a llamarse Casa Ernesto, por el padre de María Jesús, hasta la denominación con la que fue conocido estos últimos años. «Empecé siendo niña, con 13 o 14 años. Se trabajaba mucho la carne de cerdo y mi madre era chacinera. Aprendí al lado de ella y de mi hermana. Cuando murió, hace unos veinte años, seguí yo», recuerda. Y, ¿a partir de ahora? «Me voy a dedicar a lo que no he podido en todos estos años, hacer lo que me apetezca y atender a los cinco nietos», sentencia esta reina de los chicharrones y de la cocina de siempre.

Tres exposiciones

Alberto Martí nunca se cansa. A sus 95 años despliega una actividad que ya le gustaría a gente décadas menor que él. Acaba de inaugurar una exposición sobre un viaje que un grupo de coruñeses realizó a La Habana. La muestra ocupa gran parte del bajo que el Banco de Santander cedió en Juan Flórez 28 al Club de Leones La Coruña Decano, que preside Jesús Maseda. Digo parte porque el espacio lo comparte con otras dos exposiciones, una sobre Isabel Zendal, la primera enfermera de la historia en misión internacional, y la expedición filantrópica a América, y otra de láminas de San Andrés de Teixido del siempre genial Moncho Borrajo. «Abrimos al público de lunes a jueves de seis a ocho de la tarde y, los viernes, programamos conferencias. La de mañana será del notario Raúl Fernández Maestre, que hablará sobre testamentos y pactos sucesorios», comentan desde el club, que inició el año con cantidad de actividades. «Todas están orientadas a la colaboración con entidades de la ciudad como Sor Eusebia o la Cocina Económica», destacan. Ahí tienen al incombustible presidente de esta última, ayer, al lado de sus imágenes con sabor cubano.

Relevo hostelero

Les hablaba al principio de un local de la comarca que cambia de actividad y termino con otro establecimiento también veterano. El 28 de julio de 1968 Celso Barros y su mujer Lolita abrieron en Sada el Gogo, una cafetería con un concepto que años después se conocería como lounge. Ahora, coincidiendo con la jubilación del fundador, su hijo Óscar Barros decidió reabrir el renovado local situado a escasos metros de la playa. «Apostamos por las mejores bebidas premium, como el antiguo Gogo, pero también servicio de tapeo, comidas y cenas», comenta Óscar sobre esta nueva etapa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La reina de los chicharrones se jubila