Apagón en el centro de A Coruña: «Si este corte de luz lo sufrimos un fin de semana, nos hunde»

La Voz A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Cafetería cerrada. El Café Cantante fue uno de los negocios perjudicados por el corte de luz en la zona de la Marina. La electricidad regresó en torno a las 12.00 horas de la mañana. La avería no afectó la totalidad de los locales. El contiguo Quai Café o La Mansión 1783 no tuvieron cortes
Cafetería cerrada. El Café Cantante fue uno de los negocios perjudicados por el corte de luz en la zona de la Marina. La electricidad regresó en torno a las 12.00 horas de la mañana. La avería no afectó la totalidad de los locales. El contiguo Quai Café o La Mansión 1783 no tuvieron cortes Marcos Míguez

La tromba de agua de la madrugada de este martes dejó sin electricidad a locales de la Marina y la calle Real

16 sep 2021 . Actualizado a las 16:52 h.

La borrasca se dejó notar de noche y, especialmente, durante la madrugada, pero sus consecuencias se alargaron hasta el mediodía de ayer en un punto de A Coruña proclive a los incidentes con la red eléctrica: el Calexón da Estacada. Las viviendas y los negocios cuya entrada de corriente dan a este callejón situado enfrente a la Autoridad Portuaria se quedaron sin luz desde las 07.30 de la mañana hasta pasadas las 11.30, rozando el mediodía. El resultado, cuatro horas sin luz que obligaron a cierres puntuales y, en el peor de los casos, a deshacerse del producto almacenado en las neveras.

«Somos muy exigentes con lo que servimos. La producción de helado es diaria y, aunque tenemos cámaras muy potentes, no conservaremos aquellos sabores que no se hayan podido mantener perfectos», comenta Daniel Reboredo, responsable de la Heladería Colón. Ayer no pudieron tener disponibles todas las opciones de la carta ya que hasta el mediodía no recuperaron la luz, imprescindible para la producción. «Desde Fenosa nos comentaron que fue por una inundación por las lluvias», asiente Reboredo.

Cableado deficiente: María, de la cervecería La Marina, lleva tiempo pidiéndole a la compañía eléctrica que mejore la instalación exterior del local
Cableado deficiente: María, de la cervecería La Marina, lleva tiempo pidiéndole a la compañía eléctrica que mejore la instalación exterior del local Marcos Míguez

Vecina de la heladería es la cervecería y restaurante La Marina, que regenta María Rancaño. La hostelera tuvo que retrasar ayer su apertura hasta que regresó la luz. «Si este corte se produce un fin de semana nos hunde. Hoy salvamos el día y no hubo que hacer cancelaciones, aunque llevamos retraso», explica María, que no quiere desaprovechar la ocasión para mostrar el cableado exterior de la luz: un revoltijo de cuerdas expuestas al tiempo que, por muchas quejas a la compañía por su peligrosidad, no le han reparado.