El centro de salud de Santa Lucía en A Coruña contará con el doble de consultas

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA

A CORUÑA

EDUARDO PEREZ

El Sergas da «prioridade máxima» a la obra ante las carencias del de Federico Tapia

03 mar 2021 . Actualizado a las 12:35 h.

El futuro centro de salud de Santa Lucía tendrá el doble de consultas que el actual de Federico Tapia, según el plan de usos que el delegado territorial de la Xunta en A Coruña, Gonzalo Trenor, presentó este martes a los vecinos.

De acuerdo a las previsiones del Sergas, el centro dispondrá de seis consultas de medicina general y cuatro de enfermería, frente a las tres y dos del actual. Además, habrá una consulta para la matrona y una sala de educación maternal, dos instalaciones de las que carece el centro actual.

También habrá mejoras en materia de pediatría. El edificio de Federico Tapia cuenta con dos, una de ellas de enfermería. El futuro centro de salud de Santa Lucía dispondrá de dos consultas de pediatría, se mantendrá la de enfermería y además habrá sala de espera y aseos específicos para ese servicio. Unas comodidades de las que carece el veterano ambulatorio de Federico Tapia.

Las previsiones del Sergas también pasan por ampliar el área de admisión, que contará con cuatro profesionales, mantener todos los servicios del antiguo ambulatorio, e introducir otros nuevos. Así, el centro de salud de Santa Lucía contará con un despacho para el trabajador social, que en la actualidad tienen que pasar consulta en la Casa del Mar por falta de espacio. Otras novedades serán: un despacho de coordinación, una sala de toma de muestras, otra de espera, otra de técnicas y una zona polivalente. Además, el centro sanitario contará con archivo de historias clínicas, almacén de material, sala de calderas y sala de estar del personal. Instalaciones que tampoco existen ahora en Federico Tapia.

Gonzalo Trenor anunció que la Xunta solicitará que la obra, que ejecutará el Ayuntamiento, tenga «prioridade máxima», ya que el mal estado del actual centro de salud y su falta de espacio -solo dispone de 387 metros cuadrados- dificulta la prestación de la asistencia sanitaria y el desarrollo de programas específicos.

Una de las consultas de medicina no llega a 16 metros cuadrados. Otra y la de pediatría no alcanzan los 20 metros. La de enfermería pediátrica se queda en 15,5 metros cuadrados. El archivo es insuficiente para albergar las historias clínicas de todos los pacientes potenciales y no puede ser ampliado por la falta de espacio. Además la infraestructura presenta numerosas deficiencias, ya que está ubicado en un bajo construido en 1980 falto de luz natural y ventilación.

En ese centro se atiende a 11.587 ciudadanos, 2.838 mayores de 65 años y 1.363 menores de 14. 

Será cinco veces más grande

Esas dificultades quedarán resueltas con el nuevo centro, que dispondrá de 1.600 metros cuadrados de superficie distribuidos en dos plantas. La mejora de las instalaciones se complementará con un aumento de personal.

La previsión del Sergas es que por las mañanas pasen consulta seis médicos y dos pediatras, el doble que ahora. El personal de enfermería en ese horario pasaría de tres a cinco profesionales; y los auxiliares administrativos se incrementarían de tres a cuatro.