Haciendo prácticas con el corazón

Médicos residentes de toda España que quieren especializarse en Cirugía Cardíaca siguen un taller práctico intensivo en el Centro Tecnolóxico de Formación del Chuac


A CORUÑA / LA VOZ

«A todos los cirujanos nos encanta practicar, lo que nos gusta es operar», cuenta José Cuenca. Es el jefe de Cirugía Cardíaca del Chuac CIBER-CV y junto con el responsable de los cirujanos de corazón infantil, Víctor Bautista, director de un curso intensivo, acelerado y exhaustivo para quienes aspiran a compartir con ellos la capacidad de maniobrar en el latido... con un bisturí.

Médicos residentes de primero a tercer año que cursan la especialidad en hospitales de España adelante empezaron ayer en el Centro Tecnolóxico de Formación del Chuac un programa de formación para practicar con el corazón. En este caso, con órganos de un modelo animal «que son muy parecidos a los de los humanos», cuenta Cuenca. Se trata, como es habitual en el quirófano experimental, de cerdos.

Organizado por la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Cardiovascular y la Fundación Cirugía y Corazón, el taller de formación se centra en lo que el especialista denomina «técnicas básicas» para operar el motor del cuerpo. Esta es la segunda edición y la primera que se celebra en Galicia. El primer curso se llevó a cabo en el Hospital La Fe de Valencia y, dado el éxito de público y la demanda registrada, «la idea que tiene nuestra sociedad científica es que nos alternemos en la organización», apunta el director.

Durante cuatro jornadas, en horario de mañana y tarde, los jóvenes médicos se adiestrarán operando y cogerán mano, por ejemplo, en canulaciones, en cómo recambiar una válvula aórtica, practicar una cirugía coronaria o corregir una cardiopatía congénita. Cada día «se repasan dos patologías y se ensayarán tres técnicas distintas para cada una», describe.

Este seminario tiene un enfoque eminentemente práctico porque «van a poder ensayar casi como si estuvieran con un paciente encima de la mesa de operaciones», añade. Dada la importancia de la precisión para el aprendizaje, son casi tantos alumnos como profesores. «Habrá dos residentes por cada una de las ocho mesas, uno hará de cirujano principal y otro de ayudante, y se irán alternando, todos bajo la supervisión de especialistas», explica el jefe de Cirugía Cardíaca.

Solo una mir gallega

Además de los directores y del responsable del Centro Tecnolóxico de Formación, Alberto Centeno, colaboran enseñando los cirujanos del Chuac Francisco Estévez, Laura Fernández, María García Vieites, José Herrera, Carmen Iglesias, José Martínez Comendador, Víctor Mosquera y Carlos Velasco. Además, el claustro cuenta con dos profesores externos: Ana Bel Mínguez, de La Fe, y Eduard Quinatana, del Hospital Clinic de Barcelona.

Del alumnado, solo una residente es gallega, la R2 (residente de segundo años) del hospital coruñés. El resto, proceden de toda la geografía. «La demanda es tremenda, se han quedado fuera más del doble», subraya el especialista para dar idea de la importancia que tiene contar con oportunidades prácticas de formación para quienes aspiran a hacerse cirujanos.

Para acceder al taller, se han priorizado las peticiones de los alumnos que están en tercer año de la especialidad, que ya no tendrán oportunidad de acceder a futuras convocatorias, y se piensa incluso en «organizar dos cursos al año» para dar respuesta a todos los mir que desean realizarlo. En España, ahora mismo, hay 25 residentes de cirugía cardíaca por año, es decir, en los tres primeros cursos son 75. «Se necesita más de un programa de formación por año para dar cabida a todos, pero tampoco se puede organizar en plan masivo para que realmente puedan practicar y aprender», valora el director.

Las ventajas de contar con un curso organizado son, insiste Cuenca Castillo, relevantes. «Antes -señala- se aprendía a base de ver vídeos, no había tanto modelo experimental, aunque se organizaban foros para practicar una técnica concreta en un modelo vivo, a lo mejor se centraba solo en una patología, como en la cirugía de válvula mitral; lo novedoso de este programa es que reúne todo el aprendizaje experimental agrupado, todo lo principal de la especialidad». 

El Chuac, con más de mil cirugías de corazón, rebasa a Madrid y Cataluña

R. Domínguez

Supera por quinto año su récord de operaciones y sitúa en 60 días la demora media

El aumento de actividad en los quirófanos de cirugía cardíaca del Chuac sitúa a Galicia como la tercera comunidad de España en este tipo de intervenciones, solo por detrás de Asturias y Cantabria, y la primera entre las que superan el millón y medio de población. «El último año hemos operado más que nunca -señala José Cuenca, el jefe del servicio del Chuac- y en lo que va del 2018 vamos por encima, las previsiones son muy buenas», recalca.

Por quinto año consecutivo el servicio coruñés rebasó las mil operaciones totales, exactamente 1.040 (el año anterior fueron 1.024) y el número de las denominadas cirugías mayores o a corazón abierto llegó a 700. Frente a ello, Madrid cuenta con una tasa de 647 por millón, que bajan a 493 en el País Vasco y a 471 de Cataluña. Comunidades mucho más pobladas, caso de Andalucía, no alcanzan ni la mitad: 341.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Haciendo prácticas con el corazón