Más que «conejillos» para la artrosis

El Chuac, que participa con un millar de pacientes en un proyecto de reumatología impulsado por la UE, convoca a los enfermos a una jornada sobre investigación


A Coruña / La Voz

«Normalmente la investigación siempre se centra en los científicos y en los proyectos, pero a los pacientes se les ha dado poco protagonismo, cuando son un elemento fundamental para la biomedicina», dice Francisco Blanco, responsable del Inibic, Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña, e impulsor de la jornada que mañana, a partir de las 9.30 horas, abrirá el salón de actos del Hospital A Coruña a todos los afectados por reuma. La jornada de puertas abiertas surgió dentro del proyecto europeo Approach, para el que «desde el Chuac aportamos mil de los 10.000 pacientes comunitarios con el objetivo de clasificar lo diferentes tipos de artrosis», señala.

De esta enfermedad, tan prevalente que la sufren 14 millones de españoles, «sabemos desde hace años que no todos los pacientes son iguales», de modo que categorizarlos permitirá, en un futuro, adecuar los tratamientos e incluso desarrollar terapias a la carta. De hecho, la mitad de los 24 millones de euros invertidos en esta investigación los aporta la industria farmacéutica, interesada en conocer exactamente los subgrupos para impulsar el desarrollo de fármacos diana para aquellas tipologías de artrosis que finalmente se validen.

Dado que el estudio multicéntrico cuenta con un comité de pacientes, que participa en el diseño y seguimiento del ensayo, se elaboró una encuesta para conocer opiniones e inquietudes de los enfermos. «Nosotros -indica Blanco- pensamos que una forma de pasar ese cuestionario era a través de una jornada donde, además, podamos explicar con detalle en qué consiste el proyecto, para que entiendan el trabajo, las complejidades, y los profesionales que hay detrás». 

Pruebas «innovadoras»

En la primera fase de este estudio, el grupo del Inibic seleccionó a un millar de pacientes. Todos en seguimiento, con consultas, analíticas y pruebas radiológicas desde el 2006. Ahí se realizó, mediante Big Data, la primera clasificación de subtipos de la artrosis, y salieron hasta seis. «Hacía falta confirmarlos en la clínica», explica Blanco, por lo que se eligió a 300 pacientes de la UE, 43 de ellos del Chuac. A este grupo reducido se le están practicando estudios más profundos, algunos innovadores, tanto genéticos como proteómicos y de radiodiagnóstico.

La primera definición de los grupos con los 10.000 pacientes se realizó utilizando algoritmos, «ahora -subraya el responsable del Inibic- hay que confirmarlos y validarlos y la única forma es mediante un ensayo clínico que demuestre que esos subtipos existen en realidad y que tienen esas características específicas. A lo mejor, no se confirman todos», advierte.

Esas seis clases distintas se fijaron inicialmente atendiendo a elementos claves: la rapidez con que evoluciona la enfermedad, que establece también la gravedad, el avance en la destrucción articular y la sintomatología, básicamente el dolor, ya que hay enfermos a los que se le diagnostica artrosis y sufren continuamente hasta que se operan, pero hay otros a los que el dolor les va por picos o ciclos, toman analgésicos ante una crisis y pueden pasar meses o incluso años hasta que les vuelve a repetir.

El ensayo, de dos años de duración, cruza ahora su ecuador, ya que se están realizando ya las visitas de revisión del primer año.

Un foro de entrada libre para repasar también los avances en lupus o artritis reumatoide

La jornada de investigación para pacientes se desarrollará a lo largo de la mañana de este sábado en el Chuac en dos partes. Una se centrará en la perspectiva de los afectados, para lo que se contará con la participación de la presidenta de la Liga Reumatolóxica Galega, Ana Vázquez. «Necesitamos conocer las demandas de investigación de los que sufren las patologías reumatológicas -valora el director científico del Inibic-; a lo mejor les pueden interesar otros estudios más sociales o prácticos». También intervendrá el presidente de la Fundación Internacional de la Artrosis, Josep Vergés, y Kautar Douieb, representante española del comité de pacientes del Approach. «Nos van a enseñar cómo en A Coruña y Galicia debemos organizarnos para incorporar más a los pacientes en el diseño de los ensayos», apunta.

La segunda parte aportará la visión del investigador de la mano de los reumatólogos Javier de Toro, Natividad Oreiro y el propio Blanco, así como de la coordinadora local del proyecto europeo, Joana Magalhaes. La intención es que sirva para repasar además otros estudios que se están realizando en el Chuac dentro de la especialidad, desde el lupus a la artritis reumatoide.

Los organizadores insisten en que «nos interesa que vengan pacientes», de ahí que la entrada sea libre y que la jornada cuente con otros atractivos: además de contar con servicio de guardería para aquellos enfermos con niños, al finalizar se invitará a un pincho-comida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Más que «conejillos» para la artrosis