«¡Que esta ambulancia la conduzco yo!»

Los niños del materno irán al quirófano en mini-coches eléctricos donados por la Cruz Roja para intentar reducir su ansiedad


A CORUÑa / LA VOZ

Con 5 años y nueve meses de hospitalización, no es difícil imaginar el rostro de Álvaro este miércoles cuando descubrió en el materno dos coches a su medida. En un vuelo, se montó en uno de ellos y rehusó cualquier ayuda o empujón. «¡Que esta ambulancia la conduzco yo!», espetó a la concurrencia reunida en la tercera planta del Teresa Herrera para la presentación de los vehículos donados por la Cruz Roja.

«Convenientemente matriculados», como bromeó Mercedes Casanova, presidenta provincial de la entidad sobre las placas Chuac-1 y Chuac-2 de los nuevos autos, la mini-ambulancia rotulada como soporte vital básico, y el Mini a tamaño infantil son solo dos de los instrumentos ideados para facilitar el paso de los pequeños a la mesa de operaciones. «Estamos para esto, para aliviar y prevenir el sufrimiento humano, y con la infancia todavía más; si se hace más fácil ir al quirófano con estos coches, nos damos por satisfechos», concluyó la representante de la Cruz Roja, que estuvo acompañada por la presidenta autonómica, Carmen Colmeiro.

Tanto el gerente, Luis Verde, como la responsable del circuito de anestesia del centro, Marta Diéguez, agradecieron el apoyo de la organización solidaria que no solo rebajará el estrés prequirúrgico de los pequeños. Ahorrará lloros, seguro, y también el tiempo que, en ocasiones, ha de dedicarse a tratar de convencer a los niños para poder curarlos. 

Un programa contra los nervios infantiles con tabletas y cuentos interactivos

Pese a que las estrellas fueron los coches, tanto Álex Ávila, coordinador de innovación del Chuac, como Clara Tello, directora de Infancia de la Cruz Roja, subrayaron que el plan Emotions para reducir la ansiedad infantil va mucho más allá de sentarse al volante de uno de estos llamativos bólidos. Se trata de un conjunto de iniciativas, como actuaciones y talleres que realizan habitualmente 15 voluntarios, que ahora contarán además con una aplicación especialmente diseñada por la institución para crear cuentos interactivos. Con ella también se intenta reducir el estrés emocional de los niños que han de pasar por el quirófano o por alguna prueba invasiva, que solo en el centro coruñés suman 4.800 cada año. A través de dos tabletas donadas, los pequeños del materno ya pueden disfrutar de esta herramienta, que en un futuro no se descarta incluya, por ejemplo, actividades específicas sobre sus propias operaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«¡Que esta ambulancia la conduzco yo!»