Un gobierno forzado a rectificar tras comprar inmuebles a un afín

Fue la oposición la que obligó a dar marcha atrás a las compras en un pleno que el alcalde no convocó en plazo


A Coruña / la voz

El caso de los pisos arrancó en enero del año pasado, cuando empezaron a conocerse las posibles irregularidades ocurridas en el proceso de compra. Esas anomalías fueron negadas una y otra vez por el gobierno local, que las atribuyó a una estrategia de «difamación». Toda la oposición le obligó a rectificar su decisión en un pleno celebrado el 11 de abril, cuando PP, PSOE y BNG, contra el criterio del gobierno local, votaron a favor de elevar al Consello Consultivo la compra de todos los inmuebles.

Ese fue el pleno convocado por el PP, al que el alcalde no quiso poner fecha. Superado el plazo, se la puso el secretario municipal. Esa decisión del funcionario, tomada en estricta observancia del reglamento del Ayuntamiento, pudo evitar problemas legales al regidor. El propio fiscal señala que el pleno «sí llegó a celebrarse», por lo que no se vio «frustrada» la petición de los grupos de la oposición, y de ahí que descarte la posible repercusión penal por prevaricación por omisión.

Finalmente, el caso de los pisos llegó al Consello Consultivo, y allí las irregularidades dejaron de ser posibles. Esa institución fiscalizadora dictaminó en septiembre del 2018 que las anomalías eran patentes, y también suficientes para anular la compra de dos propiedades a un afín a la Marea. Las irregularidades afectan también a la adquisición de otras tres viviendas, cuya compra también está siendo revertida por el Ayuntamiento. A raíz de la decisión del Consultivo, el PP denunció lo ocurrido ante la Fiscalía. El Ministerio Público no rechaza la existencia de las irregularidades señaladas en el proceso administrativo, pero no presentará querella en los juzgados por entender que no revisten responsabilidades penales. 

¿Cómo ha reaccionado el gobierno local?

El alcalde, Xulio Ferreiro, señaló que «a Fiscalía veu confirmar o que nós sempre dixemos, que unha cousa é que poidan existir erros nun expediente administrativo e outra moi distinta que exista un caso de corrupción». El regidor añadió que «temos que agradecerlle ao fiscal que soubese velo», y a continuación cargó contra los populares, a quienes reclamó «desculpas» por su denuncia: «O coherente, agora, sería que o PP, así como o resto de actores que o secundaron no ataque contra o concurso de adquisición de vivenda, pedisen desculpas polas difamacións».

Los concejales Xiao Varela y Alberto Lema celebraron la decisión del fiscal. El pleno pidió su cese después de la decisión del Consultivo de anular las compras, pero continúan en su puesto y la decisión del fiscal facilita su continuidad en el gobierno y la candidatura de la Marea al no estar denunciados ni investigados.

Antes de las palabras de ayer agradeciendo la decisión del fiscal, el alcalde y su partido ya se habían referido a las actuaciones de la Fiscalía cuando denunció a la concejala Claudia Delso por un presunto delito de prevaricación en la cesión de la cárcel. Aquella decisión, y el posterior auto judicial en el que se la llamaba a declarar, fueron relacionados con maniobras políticas instigadas por el Partido Popular. 

¿Qué dice la oposición?

La portavoz del PP, Rosa Gallego, dijo que la Fiscalía «da la razón» a su partido «en la irregularidad de la adquisición de los dos inmuebles al firmante de la Marea, aunque decide no denunciar al basarse en la tramitación administrativa del expediente». Recordó que el PP «denunció las irregularidades» y «forzó el pleno extraordinario», que «obligó al gobierno municipal a la revisión de oficio». Reprochó al gobierno que «hizo lo posible» para evitar tener que devolver los inmuebles, «incluyendo informes ad hoc y ex post» que fueron criticados por el Consultivo, y reiteró la exigencia de dimisión de los dos concejales implicados.

La portavoz del BNG, Avia Veira, subrayó que «investigue ou non a Fiscalía, as cousas fixéronse mal, como xa dixo o Consello Consultivo», y que «a política de vivenda do goberno local reduciuse a esta operación. Iso foi todo e fracasou. Iso é o peor diante dun problema grave de acceso á vivenda na Coruña».

El PSOE, que en el pleno había denunciado el caso como un ejemplo de «nepotismo» y «amiguismo», se limitó ayer a manifestar su «máximo respeto por las decisiones judiciales, en este caso a la decisión de la Fiscalía». 

¿En qué situación están las devoluciones?

Ninguna de las cinco compras de pisos, en las que el Ayuntamiento invirtió más de 300.000 euros, han sido anuladas. Los trámites para cada una de las propiedades avanzan a ritmo distinto y es probable que se alarguen durante meses. Es probable que ese proceso llegue a los tribunales, ya que el firmante de la Marea ha advertido al Ayuntamiento que podría solicitar una compensación por lo ocurrido, y es muy posible que los demás propietarios afectados por la tramitación irregular de las adquisiciones sigan sus pasos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Un gobierno forzado a rectificar tras comprar inmuebles a un afín