La Marea no logra explicar por qué compró a un afín dos pisos que no cumplían las bases

El edil de Urbanismo asume que pudo haber «algún erro» y admite que se revise el concurso


A Coruña / la voz

Obligado a comparecer ante las comisiones de Urbanismo y Transparencia, el gobierno de la Marea no logró ayer presentar un informe que explique por qué formalizó la compra de dos propiedades a un firmante y organizador de su partido que, según toda la documentación existente, no cumplían los requisitos que marcaban las bases del concurso público de adquisición.

Los inmuebles son un tercero en la calle Santander y un cuarto sin ascensor en la calle Joaquín Martín Martínez, por los que el Ayuntamiento pagó 91.290 y 54.575 euros. Según la inscripción registral, las escrituras de propiedad y otros documentos, los pisos tienen una superficie útil de 49,55 y 47,2 metros cuadrados, respectivamente, cuando las bases del concurso exigían un mínimo de 50. Además, el segundo estaba inscrito como «local comercial», cuando las bases se limitaban a la compra de «viviendas y edificios», y ninguno de sus dormitorios alcanzaba los 8 metros cuadrados que se indicaban en el citado documento.

Al término de las dos reuniones, que arrancaron las nueve de la mañana, toda la oposición coincidía en que se habían podido vulnerar las bases. La portavoz del BNG, Avia Veira, advirtió que la Administración «non pode dar a imaxe de que interpreta ao chou as bases que ela mesma aproba». También advirtió que se pudo haber dañado la libre concurrencia.

El socialista José Manuel Dapena subrayó que según el acta notarial, el Ayuntamiento ha comprado «un local comercial con 47,2 metros de superficie útil», lo que «parece no cumplir los requisitos que se marcaron». Otro tanto, insistió, ocurriría con la otra vivienda, que tampoco alcanzaría la superficie mínima.

Dapena recalcó el «fracaso absoluto» del plan de compra de viviendas del Ayuntamiento. Recordó que se habían presupuestado 1,26 millones, pero al final se invirtieron menos de 383.000 euros en seis propiedades de las que «dos ya se han puesto en duda».

La portavoz del PP, Rosa Gallego, afirmó que «se ha confirmado que se incumplieron las bases», y exigió que se inicie la revisión de oficio del procedimiento y se declare nula la compra de ambos inmuebles al firmante de la Marea, previo dictamen del Consello Consultivo. Gallego subrayó que el Ayuntamiento escrituró ambos inmuebles con las medidas citadas, inferiores a 50 metros cuadrados, y advirtió que el ático con uso de local comercial, podría no cumplir las normas para ser utilizado como vivienda.

La portavoz del PP también señaló que en su opinión «se vulneró el principio de libre concurrencia», y no descartó que su partido judicialice el asunto. 

La postura del gobierno local

Por parte del gobierno local estaban convocados los concejales de Rexeneración Urbana y Contratación, Xiao Varela y Alberto Lema, responsables, respectivamente, del departamento que tramitó el concurso público y de rubricar las dos adquisiciones.

A primera hora de la mañana, Lema excusó su presencia alegando que tenía previsto un viaje a Islandia relacionado con sus responsabilidades en el área de Turismo. La presidenta de la comisión de Transparencia, la popular Rosa Gallego, lamentó que no la hubiese avisado porque «hubiese cambiado la fecha, quería escuchar sus explicaciones».

Sí estuvo el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, que al término de las comisiones, después de que toda la oposición reiterase que se pudieron producir irregularidades, aseguró que en su opinión habían salido «satisfeitos» con sus explicaciones y atribuyó toda la polémica a una supuesta campaña de difamación. Aunque él mismo, el alcalde y la Marea han defendido hasta ahora que el concurso se ha desarrollado de forma ejemplar, Varela admitió que pudo haber «algún erro», aunque «a día de hoxe non teño coñecemento».

Anunció que, a instancias de la oposición, se enviará todo el expediente para su revisión a la asesoría jurídica municipal. La dirección de ese organismo, un cargo de libre designación del gobierno local, la ostenta Marta García Pérez, doctora y profesora de Dereito Administrativo en la UDC. García es una persona de la máxima confianza del alcalde, Xulio Ferreiro, que es docente en ese mismo departamento de la Universidade. 

Una revisión sin plazos

El concejal de Urbanismo, que insistió en la independencia y total objetividad del procedimiento, no marcó plazos para terminar esa revisión, pero señaló que está semana remitirá el expediente a la asesoría jurídica, que estudiará «si hai algún erro e, si existe, que consecuencias ten».

El edil insistió en que el análisis se hará «con calma», aunque todo indica que la asesoría jurídica ya conoce bien la documentación. La propia directora acompañó al edil durante la comisión de Urbanismo, y la semana pasada participó en las explicaciones sobre el expediente que se dieron a los concejales del PSOE y el BNG. Varela también estuvo acompañado en ambos casos por Hipólito Pérez Novo, director del área de Rexeneración Urbana. Pérez Novo, que compatibiliza ese cargo con la portavocía de Betanzos Novo en ese Ayuntamiento, fue director de la Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística de la Xunta. Ninguno de los dos participó en la comisión que examinó los inmuebles presentados a concurso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La Marea no logra explicar por qué compró a un afín dos pisos que no cumplían las bases