Nueva cara para una idea innegociable

Entrenadores ambiciosos, de buen fútbol y de cantera, perfil que encajaría en el Celta


Vigo / La Voz

Afianzar el proyecto celeste en Primera División es uno de los objetivos que Carlos Mouriño se marcó cuando tomó las riendas del Celta. Y buena parte de ese asentamiento pasa por el hombre que liderará los designios del primer equipo. La filosofía de fútbol que el club comenzó a forjar con Eusebio y Paco Herrera se ha visto multiplicada por Luis Enrique, fiel a un juego de buen gusto y a una apuesta inequívoca por la cantera. De ahí que Mouriño se afane ahora en buscar un sustituto para el asturiano que continúe su legado.

Tanto Eduardo Berizzo como Ricardo Gareca, dos de los entrenadores con los que ya se ha reunido la cúpula céltica, reciben alabanzas por el fútbol sobre todo ambicioso, vistoso y fructífero que han conseguido en Chile y Argentina. Gareca firmó una de las etapas más brillantes de Vélez Sarsfield, lo mismo que Berizzo consiguió en O´Higgins, donde dejó muestras de los años que pasó como segundo de Marcelo Bielsa en la selección chilena.

La apuesta por los jugadores forjados en A Madroa se ha convertido en uno de los pilares en los que debe afianzarse el Celta, y los dos técnicos concuerdan con esa filosofía. Si por algo ha destacado Berizzo en Chile es por su valentía a la hora de subir al primer equipo a canteranos. Un rasgo que comparte con un Luis Enrique al que no le tembló la mano a la hora de hacer debutar a Costas, Santi Mina o Goldar.

La ambición y el gusto por el fútbol alegre que caracteriza tanto a Berizzo -que se encuentra de vacaciones- como a Gareca les ha servido para que no solo el Celta se fije en ellos. Las dos Universidades y Newell´s también han contactado con los técnicos argentinos, y de hecho ayer en Chile se aseguraba que Gareca estaría dispuesto a rebajar sus pretensiones económicas para entrenar a la U, un club a la vez esperaría una respuesta de Berizzo antes del martes. En Argentina, mientras tanto, mantienen la fe en que Gareca llegue para Newell´s, mientras en la Universidad Católica siguen confiando en el sí de Berizzo.

Los otros candidatos

A pesar de que hasta ayer las únicas negociaciones del Celta contrastadas habían sido con los dos entrenadores argentinos, el abanico de candidatos al banquillo celeste es más amplio, comenzando por un Michael Laudrup que cumple a la perfección con el perfil que busca el Celta, y que además llegaría con la vitola de entrenador mediático, algo muy del gusto de Carlos Mouriño, que ya había confiado proyectos anteriores a hombres como Stoisckov y López Caro.

En la misma línea de Laudrup cuadraría Héctor Cúper, un nombre que no es nuevo para las quinielas célticas y que el propio presidente mentó no hace muchos meses. Fue Mouriño el que confirmó en su momento que, cuando tocó dar el relevo precipitado a Paco Herrera, entre el abanico de técnicos que había manejado el Celta habían estaba el también argentino Héctor Cúper. El entrenador, que se incorporó el año pasado al Al Wasl, rescindió de mutuo acuerdo con el club dubaití el pasado mes de marzo, por lo que estaría libre para fichar por el Celta.

Otro de los candidatos a tomar el testigo de Luis Enrique, y que ha sonado con insistencia desde que Mouriño despidió a Paco Herrera, es Quique Setién. El técnico del Lugo, por su concepción futbolística, siempre ha gustado en Praza España, y de hecho, en la ciudad lucense se habla de que es la «segunda opción» para el club vigués. En contra de su candidatura pesaría su falta de experiencia en Primera División, algo de lo que sí dispone Paco Jémez, cuyo fútbol coincide de lleno con los gustos celestes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Nueva cara para una idea innegociable